Ya son varias las Comunidades Autónomas que han solicitado un confinamiento nocturno de sus ciudadanos. Eso que algunos han llamado «toque de queda». Pero que en nuestro ordenamiento jurídico constitucional no existe.

Cada Comunidad Autónoma busca un encaje jurídico a las medidas a tomar. Así Madrid quiere burlar a los Tribunales y pone el foco en que no se podrán efectuar reuniones más allá de los convivientes de 0 a 6am. La Comunidad Valenciana prefiere llamarlo confinamiento nocturno y plantea el mismo horario. Otras comunidades plantean un horario desde las 22 o las 23h.

No hay normativa clara y no se han hecho las modificaciones legislativas anunciadas en junio

El problema es que no se han hecho los deberes, por cuanto el encaje jurídico de las medidas que suponen la restricción de derechos fundamentales es muy complicado. El Gobierno anunció en pleno Estado de Alarma de junio que modificaría la legislación para adaptarla a los tiempos del COVID. Pero no llegó a más allá que el propio anuncio. No ha habido tal modificación de la legislación.

Llegado el caso las medidas han de ser refrendadas, como en el caso de la Comunidad Valenciana por el TSJCV. Cada organismo judicial puede tener una visión diferente en distintas Comunidades Autónomas, como ya ha ocurrido al no estar clara la normativa.

Posible Consejo de mInistros extraodinario este mismo fin de semana

Así, visto el patio y que la situación sanitaria lleva trazas de ser casi catastrófica, el tiempo corre en contra de las autoridades ya de por sí desbordadas. Por lo que el propio Pedro Sánchez ha tenido que actuar al auxilio de las Comunidades Autónomas. Es su competencia y parece que después de la visita a Roma de hoy al Papa que le recibe en audiencia, volverá a España y tendrá un Consejo de Ministros Extraodinario.

Ciudadanos ya le ha transmitido que dada la extrema gravedad de la situación le apoya para elaborar un estado de alarma nuevo. Con lo que previsiblemente este fin de semana se haga un Consejo de Ministros extraodinarioque tome medidas mucho más restrictivas dada la incapacidad de las Comuniaddes Autónomas para llevar una voz común.

El calendario corre en contra de las decisiones. Se ha acabado el tiempo

La salud de la población está por encima de todo, y sin salud no habrá economía, por lo que es prioritario luchar eficazmente contra la pandemia y salir de esta para que pueda existir un futuro. Por ello es urgente que tal y como han solicitado muchas Comunidades Autónomas se establezcan medidas mucho más restrictivas que traten de corregir la curva y bajar de inmediato los contagios. ya que llegan Todos los Santos y los puentes de La Constitución, que pueden ser un punto de inflexión agravando más si cabe la situación. Es hora de actuar.