Pepe Gosalbez: «Ribó, el alcalde callado»

Los valencianos estamos hartos de que el alcalde de Valencia jamás defienda lo nuestro: nuestra historia, cultura, tradición, patrimonio… Seguro que a todos nos vienen a la memoria muchos ejemplos de ello.

Yo voy a poner negro sobre blanco algunos ejemplos irrefutables:

  • Nuestras fallas fueron ferozmente atacadas por el pancatalanismoque se las quería adueñar. El alcalde callado.
  • Ribó lleva más de siete años de alcalde. Aún hoy no sabe los puentes históricos de qué concejalía dependen. El alcalde “ a por uvas” y no hace nada por nuestro patrimonio.
  • Presentan un sello sobre el milenario Tribunal de las aguas. Correos dice que las sesiones son en catalán. El alcalde callado.
  • En el Senado se pretende consentir que se puedan presentar iniciativas hablando de los países catalanes, incluyendo al histórico Reino de Valencia. El alcalde dormido, aletargado, callado.

Desde luego una cosa tengo clara, no espero de un comunista-separatista-catalanista como el Sr. Ribó, que haga otra cosa más que atacar Valencia y todo lo que huela a valencianía.

Eso es a lo que se dedica desde hace muchos años. Sus actos lo definen. Ahora no solo no defiende lo valenciano, sino que ataca lo más profundo del sentimiento valenciano. Burlándose de todos nosotros, propone para ser reconocidos con una distinción a dos auténticos enemigos de la historia, de la cultura y de la lengua valenciana.

Son estas dos personas:

La Sra. Miquel (D.E.P.):

Vinculada a Escoles d’Estiu del País Valencia y a la Societat Coral el Micalet.

Y el Sr. Mira:

Socio de honor de l’Associació d’Escriptors en Llengua Catalana.

Académico de la Academia Valenciana de la Lengua, ese engendro indecente.

Expresidente de Acció Cultural del País Valencià.

Simpatizante y candidato del Bloc Nacionalista Valencià

Fundador de Acció Cultural del País Valencià.

Como pueden comprobar, se repite en ambos y mucho, la expresión “pais valenciano”, que jamás ha existido, existe ni existirá, y que para hacer honor a la verdad, sólo se cita en el preámbulo del Estatuto de Autonomía que, a ver si se enteran de una vez los miembros del PSPV y Compromís, no tiene fuerza normativa.

Ambas personas propuestas, Sra. Miquel y Sr. Mira, aglutinan, poseen y tienen méritos suficientes para ganarse, tener y obtener el voto en contra de Vox y nuestro absoluto, total, completo y clamoroso rechazo a su reconocimiento por el Ayuntamiento de Valencia.

Pero quiero acabar con esperanza, con optimismo, con una luz al final del túnel. Todo lo que está haciendo Ribó, todo lo que está destrozando en nuestra ciudad, tiene una fecha de caducidad: las elecciones locales de mayo de 2023. En ese momento, Ribó saldrá del Ayuntamiento como alcalde, como el peor alcalde de Valencia en toda la historia, y entrará, como mucho y si vuelve, como concejal.

Los valencianos tendrán entonces la palabra, el voto y decidirán… echarlo.