La Senyera Valenciana, símbolo de los republicanos valencianos

Carteles republicanos con la bandera valenciana

El 14 de Abril se conmemora el aniversario de la proclamación de la II República Española. Se cumplen 85 años desde que en 1931 se proclamó la que fuera la segunda experiencia republicana en España en sustitución de la Monarquía de Alfonso XIII. La República llegó a su fin definitivo el 1 de abril de 1939, fecha del final de la Guerra Civil que asoló durante tres años el país, y que enfrentó a unos españoles contra otros, dejando una herida que hoy todavía, al menos en algunos campos de la sociedad actual, falta cerrar.

En el día de hoy, diferentes ayuntamientos valencianos, y también del resto de España cuelgan sus enseñas republicanas desde sus balcones, en diferentes formas. Mientras que alcaldes de algunos importantes consistorios como Sagunt –gobernado por Compromís- optan por hacer hondear directamente la bandera tricolor republicana, su homólogo en Valencia, el también miembro de Compromís, Joan Ribó, ha optado por desplegar una pancarta, en la que no sólo se puede observar la bandera española tricolor, sino que ésta se encuentra acompañada por una Senyera Valenciana, la oficial del Estatut. La cuestión, lejos de suponer una mera anécdota, tiene su importancia histórica, y es que, de acuerdo con los documentos e imágenes que se conservan de la contienda, la bandera valenciana fue la empleada por las distintas columnas y batallones de soldados republicanos.

Soldados republicanos posando bajo una Senyera Valenciana y una Bandera Republicana Española

Soldados republicanos posando bajo una Senyera Valenciana y una Bandera Republicana Española

Tal y como se desprenden de los carteles que llamaban a la participación en las filas republicanas, la Senyera Valenciana, con sus cuatro barras rojas, sus cinco barras amarillas y la franja azul, era un reclamo habitual para atraer a los jóvenes valencianos  a que acudiesen a defender al gobierno surgido de las urnas aquel 1936.

‘Valencia no puede caer en garras del fascismo. Hay que fortificarla’ rezaba un cartel de las Juventudes Socialistas en el que se puede contemplar claramente una Senyera junto a una cruz esvástica nazi destruida. La valenciana aparecía con normalidad junto a otras banderas como la andaluza, la vasca, la catalana, la española republicana o incluso las de la extinta URSS en diferentes anuncios de las decenas de frentes, partidos y asociaciones que llamaban a combatir al ejército franquista, dejando patente que era la enseña que representaba al pueblo valenciano en su conjunto, y no sólo a la ciudad de Valencia.

Por contra, y aunque pueda parecer a priori contradictorio a tenor de la creencia popular, los primeros años de la dictadura franquista, consideraron a la Senyera Valenciana como un símbolo republicano, prueba de ello es el restringido uso que se permitió hacer de ella, así como de otros símbolos como la lengua, que no volvió a aparecer, de manera tímida, hasta mediados de los años 50 y principios de los 60.

La bandera valenciana, junto a otras banderas regionales

La bandera valenciana, junto a otras banderas regionales