LA PREVALENCIA COMO LEY SISTÉMICA

Raquel Casasús. Gestión de la IraRaquel Casasús. Gestión de la Ira

Y hoy como comenté el otro dia , hablaré de la última ley sistémica que habría  que tener en cuenta con respecto a los sistemas familiares, pareja, enfermedades…

La Prevalencia según el diccionario de la R.A.E, sobresalir o imponerse (una persona o cosa), sobre otras.

Según el coaching sistémico la prevalencia ante sistema familiar y organizacional dice “los que llegaron antes prevalecen sobre los que llegaron después”.Es decir, los padres van los primeros, luego los hijos por orden de nacimiento, y si viene una nueva pareja después de haber tenido hijos, esta irá siempre después de los hijos.Sin embrago el sistema actual creado con esa pareja prevalecerá ante el sistema creado con el padre/madre del niño/a.

Existen entre otras dos maneras de incumplir esta ley,la primera  cuando uno se pone por delante , donde se busca una posición de privilegio para sentir  una seguridad psicológica, aquí existe una necesidad de ser más , mejor o distinto. La segunda manera de incumolir la leyb de la prevalencia es cuando  uno se  coloca por detrás, en este caso existe una necesidad de no ser visto, se busca no asumir responsabilidades.

Desde mi punto de vista lo más  importante de la ley de la prevalencia es saber donde tienes que colocarte .Una vez esto lo tienes claro , y eres  consciente del sistema  que estas formando puedes entender los desequilibrios, bloqueos, mal estar….. que pueda estar existiendo en ese actual sistema. O bien tú no te colocas donde debes , o alguien del sistema no te está colocando en el lugar que debes de ocupar. También hay que tener en cuenta el lugar de los demás, respetándolos y reconociéndolos, de manera que si tú ya no eres de ese sistema aunque seas la madre/padre del niño/a que pertenece también al nuevo sistema que se ha creado debes de aceptarlo y respetarlo por el bien del niño;ya que si no se pueden  generar conflictos,desequilibrios….convertidos en peso para el niño/a, un peso que no tiene que cargar ni el ni ella, sino tu como padre/madre de él/ella.

Como decía una compañera de curso, no te creas nada de lo que digo, solo prueba a ver si te funciona.

Te deseo una feliz semana.

Autora: Raquel Casasus. Coach.