El ‘procés’ vuelve este lunes a los tribunales con la vista oral en la Audiencia Nacional a Josep Lluís Trapero, quien fuera mayor de los Mossos d’Esquadra con Carles Puigdemont al frente de la Generalitat.

Trapero se enfrenta a una petición de 11 años de prisión por un posible delito de rebelión por facilitar la celebración del 1-O y por no frenar «el asedio» a la Consellería de Economía durante una operación de la Guardia Civil días antes del referéndum ilegal.

Dos meses después de la publicación de la sentencia del ‘procés’, algunos de los líderes independentistas condenados están llamados a declarar como testigos, entre ellos el exvicepresidente catalán Oriol Junqueras, el exconseller del Interior Joaquim Forn, el exlíder de la ANC Jordi Sánchez y el expresidente catalán Artur Mas.

El Juicio se desarrollará previsiblemente hasta el 19 de marzo en la Sección Primera de la Sala de lo Penal bajo la presidenta de la misma, Concepción Espejel y con los magistrados Francisco Javier Vieira y Ramón Sáez Valcárcel.

¿Quiénes son los acusados y de qué se les acusa?

En el banquillo de los acusados se sentarán, además de Trapero, los exjefes políticos de la policía autonómica Pere Soler y César Puig, para quienes la Fiscalía solicita asimismo 11 años, y la intendente Teresa Laplana, que se enfrenta a una petición de cuatro años de cárcel por un posible delito de sedición. 

La vista oral para ellos se celebrará entre el 20 y el 23 de enero.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional, que emitió su escrito de acusación en noviembre, considera que Trapero, Puig y Soler incurrieron en un delito de rebelión en su apartado referido a declarar la independencia de una parte del territorio nacional y también por «sustraer cualquier clase de fuerza armada a la obediencia del Gobierno».

Pero no lo hicieron en calidad de jefes -lo que suondría una pena de 15 a 25 años de cárcel- sino como «mandos subalternos», lo que comporta penas de entre 10 y 15 años, por ello los fiscales les piden 11 años de prisión y los mismos de inhabilitación absoluta.

En el caso de Laplana, consideran que incurrió en un delito de sedición, pero no como autora principal o como persona constituida en autoridad -lo que comportaría penas de hasta 15 años- sino dentro del apartado que recoge otros casos de participación en la sedición, que supone penas de entre 4 y 8 años.

Reclaman para ella además 5 años de inhabilitación para ser mosso d’esquadra.

Los fiscales creen que los encausados constituyeron en los meses de septiembre y octubre de 2017 «una pieza clave» para «impedir o dificultar gravemente el cumplimiento de las órdenes emanadas por los tribunales de justicia» «con la finalidad de llevar a cabo el plan secesionista ideado» por «los máximos responsables del Govern y del Parlament de la Generalitat así como por los líderes de los grupos parlamentarios y de las asociaciones independentistas».

¿Quiénes son los testigos?

En total, se prevé que unos 112 personas pasen a testificar entre el 3 y el 20 de febrero. Los primeros serán, a petición de la Fiscalía, el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos y el sustituto de Trapero al frente de los Mossos, Ferran López.

Junqueras, Forn y Mas no declararán hasta los últimos días del juicio, mientras que Sànchez será el testigo número 53, según la Diligencia de la Sala. Los cuatro han sido propuestos por la defensa de Trapero y Laplana.

También está citada a declarar, a petición del Ministerio Público, Monserrat del Toro, la letrada de la Administración de Justicia que tuvo que salir por la azotea de la Consejería de Economía durante el asedio al registro judicial del 20 de septiembre de 2017. Del Toro ya declaró durante el juicio del ‘procés’ en el Tribunal Supremo.

Entre los testigos habrá, a su vez, 63 agentes de los Mossos d’Esquadra, así como su exdirector general Albert Batlle y los comisarios de la policía autonómica Joan Carles Molinero, Manel Castellvi, José Luis Guerrero, Rafael Comes y Emili Quevedo.

¿Qué se declaró en el juicio del ‘procés’?

En el juicio del ‘procés’ todos declararon, coincidiendo con el testimonio de Trapero, que los cuatro convocaron tres días antes del referéndum del 1 de octubre a los entonces presidente Carles Puigdemont, vicepresidente Junqueras y consejero de Interior Forn para advertirles de que durante la consulta había riesgo de actos violentos.

Por otra parte, el tribunal también ha previsto que testifique Juan Antonio Puigserver, secretario general técnico del Ministerio del Interior, quien también declaró en el juicio del Supremo, así como de doce agentes de la Guardia Civil y seis de la Policía Nacional.

Por último, a propuesta de la defensa de Trapero, Laplana y Puig, la Sala incluye en la lista de testificales a Jordi Jané, exconseller de Interior que dejó el cargo el verano anterior al referéndum independentista y al que sustituyó Forn.

Según dijo el mayor de los Mossos durante el juicio del Supremo, Jané le transmitió que estaba incómodo con la deriva del Govern de Puigdemont y él propio Trapero con esa hipótesis.

En el juicio del ‘procés’, Trapero aseguró que los Mossos tenían planificada la detención, por si se lo ordenaban, del expresidente catalán Carles Puigdemont y de los exconsellers desde dos días antes de la declaración unilateral de independencia del 27 de octubre de 2017 al ver que lo ocurrido tenía «cierta gravedad». Mucha palabrería y pocas nueces.

Esteban Rodrigo. Valencia News
Esteban Rodrigo. Valencia News