Agua para todos

Juan Vicente Pérez Aras. Diputado Nacional. Agua para todosJuan Vicente Pérez Aras. Diputado Nacional. Agua para todos

Torrevieja se ha convertido estos días en la capital mundial del agua. Más de 1000 regantes venidos de toda España, analizan en el seno del XIV Congreso Nacional, el futuro de un sector estratégico. José Andújar, presidente de la Federación de Comunidades de Regantes de la Comunidad Valenciana, volvía a apelar a la unidad, “porque éste debe ser el mensaje del Congreso: que los regantes remamos juntos, y que entre nosotros no luchamos, sino que defendemos los mismos intereses”. Andrés del Campo, presidente de la Federación Nacional apuntaba a la imprescindible descontaminación política de un tema capital, no solo para el sureste ibérico, sino para toda España. Porque el agua es vida y nos estamos jugando el futuro.

Y en ese compromiso está el Partido Popular. Hemos estado y seguimos estando. Así lo anunciaba la ministra García Tejerina en la inauguración del Congreso: “La Estrategia Nacional 2018 – 2025 concibe el regadío como un instrumento clave para promover un desarrollo rural sostenible y una agricultura productiva, eficiente y rentable”. Con la mano tendida, incluso a al PSPV, que no está en condiciones de dar lecciones sobre política hídrica. Por ello, deberían criticar menos y arrimar el hombro a favor del trasvase Tajo-Segura, siendo coherentes y demandando a sus correligionarios en Castilla-La Mancha que dejen de recurrir los trasvases que dan vida y empleo a miles de agricultores valencianos.

Una estrategia que plantea el reto de la modernización de las 800.000 hectáreas de superficie regada que son susceptibles de modernizar, y que define cinco objetivos estratégicos como la mejora de la eficiencia en el uso del agua y la energía; la generación de empleo y riqueza, especialmente en zonas amenazadas por la despoblación; la búsqueda de eficiencia en la financiación de las actuaciones; la mejora del marco normativo y el impulso de la innovación y la formación, así como la sensibilización de la sociedad sobre el papel clave del regadío.

Respecto de la eficiencia en la financiación, la ministra ha puesto de relieve esa colaboración del Gobierno, que contribuye con una financiación del 30% del total de la aportación nacional, a las CCAA que tienen programado hasta 2020 en el marco de sus programas de desarrollo rural, inversiones en una superficie de más de 250.000 hectáreas, con un gasto público estimado de 500 millones de euros. Hechos que ponen en valor ese apoyo a los regantes desde un Gobierno que ha aprobado exenciones de tarifas para los usuarios del Trasvase Tajo-Segura y resto de regantes. Con un ahorro para los regantes de 45,7 M€.

También se ha aprobado la moratoria a las cotizaciones a la Seguridad Social para las empresas y los trabajadores por cuenta propia, titulares de las explotaciones agrarias afectadas por la sequía. O las ayudas en los últimos tres años, para subvencionar la producción de agua desalada por importe de 17,3M€. En este sentido se está trabajando para triplicar la capacidad de la desaladora de Torrevieja para pasar, primero, de 40 hm a 80 en los próximos meses (que estará este verano) y alcanzar los 120 Hm3. Un Gobierno que ha comprometido cerca de 100 millones de euros en la modernización de regadíos, y que, desde mayo de 2015 hasta la actualidad, ha realizado cerca de una treintena de actuaciones de emergencia en estas cuencas, con un presupuesto superior a los 100 millones de euros.

Un compromiso firme y decidido para seguir preparando a nuestros regadíos para un escenario cada vez más exigente, tanto desde el punto de vista medioambiental como de adaptación a un cambio climático que debemos combatir y, a su vez, fortaleciendo el crecimiento de nuestro sector agropecuario desde la competitividad, la rentabilidad y la máxima eficiencia posible.