Entre los tres han consolidado a Volvo Cars como una de las principales marcas de vehículos Premium del mundo. Thomas Ingenlath, Robin Page y Maximilian Missoni han colaborado estrechamente para desarrollar un lenguaje de diseño escandinavo que transmite confianza y orgullo a través de un enfoque diferenciador y colaborativo.

«Gran parte de ese cambio está relacionado con el diseño de los vehículos y con el hecho de que representen tan fielmente a Volvo y al espíritu escandinavo

La semana pasada, Volvo Cars reunió por primera vez a sus tres responsables de diseño, junto con toda la nueva gama de vehículos diseñados por ellos, en un evento especial en Estocolmo.

Esta nueva gama refleja perfectamente la transformación que se ha producido durante los últimos años en la estructura financiera y operativa de la empresa, con cinco récords mundiales de ventas consecutivos desde 2014 y una fuerte mejora de la rentabilidad.

Tras transformar la imagen de la cartera de productos y rejuvenecer la marca Volvo, los diseñadores se centrarán ahora en las oportunidades de diseño que han surgido a raíz de la apuesta de la empresa por los vehículos electrificadosy, en última instancia, por los vehículos autónomos.

El SUVgrande XC90, lanzado en 2014, fue el primer modelo en utilizar el nuevo lenguaje de diseño de Volvo. Marcó la pauta para todos los nuevos vehículos de las series 90, 60 y 40 que han venido después, que al estar basados en las arquitecturas modulares SPA y CMA permiten ofrecer auténticas dimensiones de vehículos Premium.

Los tres SUV de la gama han ganado los prestigiosos premios al Vehículo del Año de Norteamérica, Asia y Europa, lo que demuestra el éxito de este nuevo lenguaje.

 

«Somos muy buenos amigos y muy buenos compañeros de trabajo»,

«Trabajar con Max y Robin es todo un placer. Entre nosotros nos entendemos muy bien y la colaboración es muy estimulante», señala Thomas Ingenlath, jefe de diseño. «Lo que más me enorgullece es haber dado a esta increíble firma el sello de marca escandinava de primera calidad, con un diseño que hace que sus productos resulten atractivos y deseables».

«Somos muy buenos amigos y muy buenos compañeros de trabajo», afirma Robin Page, jefe de diseño de Volvo. «Antes de que Max y yo llegásemos a Volvo, Thomas preparó la estrategia, y después creamos el equipo necesario para convertir su visión en realidad. Hoy, el resultado está ante nuestros ojos: una gama de vehículos fantástica».

«Creo que hemos logrado elevar el diseño de Volvo al segmento de vehículosPremium»

«Creo que hemos logrado elevar el diseño de Volvo al segmento de vehículosPremium», señala Maximilian Missoni, jefe de diseño exterior. «La mayor virtud de Thomas es que es un visionario y tiene una enorme intuición para las grandes innovaciones. Robin ha transformado la calidad y el diseño interior de Volvo hasta convertirlos en un referente absoluto».

El enfoque colaborativo del equipo va más allá del diseño. Por ejemplo, los tres han colaborado estrechamente con los expertos en seguridad de Volvo Cars para desarrollar métodos de comunicación para los vehículos autónomos del futuro, como se ve en el prototipo 360c. Este prototipo también demuestra el valor del diseño creativo, que abre la puerta a nuevas oportunidades de negocio.

«Si comparamos dónde estaba Volvo hace cinco años y dónde estamos ahora, vemos que hemos sido testigos de un cambio radical», comenta Robin Page. «Gran parte de ese cambio está relacionado con el diseño de los vehículos y con el hecho de que representen tan fielmente a Volvo y al espíritu escandinavo. Pensando en la próxima generación de automóviles, será interesante ver cómo integramos las nuevas tecnologías y plasmamos la esencia del diseño escandinavo en los nuevos productos».