Ford comienza a realizar pruebas con vehículos autónomos en carreteras de California

Ford comienza a realizar pruebas con vehículos autónomos en carreteras de CaliforniaFord comienza a realizar pruebas con vehículos autónomos en carreteras de California

Ford comienza a realizar pruebas con vehículos autónomos en carreteras de California. Ford ha conseguido un permiso de conducción de vehículos autónomos en California para comenzar a realizar pruebas en carreteras públicas con el Ford Fusion Híbrido totalmente autónomo durante el año que viene

Con más de 100 investigadores, ingenieros y científicos y en plantilla en su Centro de Innovación y Desarrollo de Palo Alto, Ford cuenta en la actualidad con uno de los mayores centros de investigación automovilística en Silicon Valley

El laboratorio de investigación en Palo Alto apoya Ford Smart Mobility, el plan de la compañía para alcanzar un nivel superior en conectividad, movilidad, vehículos autónomos, experiencia de usuario, datos y analíticas

Los Ford Fusion Híbridos totalmente autónomos llegarán a las calles de California el año que viene, como consecuencia del crecimiento del Centro de Investigación y Desarrollo de Ford en Palo Alto.

Ford ha entrado a formar parte de manera oficial del Programa de Pruebas de Vehículo Autónomo de California para llevar a cabo tests con vehículos autónomos en carreteras públicas. Estas pruebas suponen una avance más en el programa de vehículos autónomos que Ford lleva desarrollando desde hace una década y un elemento clave en Ford Smart Mobility, el plan para llevar a la compañía al siguiente nivel en materia de conectividad, movilidad, vehículos autónomos, experiencia de usuarios, data y analíticas.

El Centro de Innovación y Desarrollo de Ford en Palo Alto es uno de los centros de investigación automovilística más grandes de la zona, y cuenta con un equipo compuesto por más de 100 investigadores, ingenieros y científicos. El nuevo laboratorio de investigación fue inaugurado en enero, ampliando la presencia de Ford en Silicon Valley, que se remonta a 2012.

El ochenta por ciento del equipo de Ford en Palo Alto proviene del sector tecnológico. El 20 por ciento restante está compuesto por empleados de Ford llegados de Estados Unidos, China, Alemania y Australia que aportan sus conocimientos en ingeniería y diseño del automóvil.

“Nuestro equipo de Palo Alto ha crecido de manera significativa este año, utilizando la investigación y la innovación para explorar y desarrollar soluciones futuras de movilidad”, afirma Mark Fields, presidente y director ejecutivo de Ford. “Estamos atrayendo a los principales talentos de todo el mundo para que forme parte de nuestro equipo en Silicon Valley, incluidos empleados de compañías tecnológicas y universidades locales que quieren mejorar la vida de la gente cambiando la manera en la que se mueven”.

Experimentos avanzados

Ford ha ampliado sus instalaciones en Silicon Valley, pasando de una oficina de 15 personas a un centro de investigación y desarrollo de más de 100 personas. Las investigaciones que ha llevado a cabo el laboratorio incluyen:

-Prueba virtual de vehículos autónomos: este estudio permite la interacción virtual entre un vehículo autónomo y los peatones, replicando situaciones de la vida real que hacen posible entender mejor y desarrollar respuestas a algunas de las cosas inesperadas que pueden ocurrir en la carretera

-Fusión de sensores: Los sensores de los vehículos autónomos detectan y localizan objetos a la vista del vehículo, fusionando información para ofrecer una vista de 360 grados de los alrededores del vehículo, incluidas señales de tráfico, otros vehículos e incluso peatones

-Detección de peatones por cámaras: Los sensores de las cámaras actúan como ojos del vehículo, permitiendo al coche “ver” y sentir a los peatones

-Atención sanitaria a partir de datos: A través de los datos recopilados por pickups Ranger y motocicletas equipadas con tecnología OpenXC, Ford está colaborando con la organización Riders for Health para recopilar datos GPS y coordenadas de mapa para hacer que el envío de asistencia médica, vacunas y medicación a habitantes de las zonas rurales de África sea más eficiente y accesible

Ford ha establecido relaciones con universidades de primera línea este año, incluida la Universidad de California-Berkley, la Universidad Carnegie Mellon, Santa Clara y San José State. La compañía está ampliando su colaboración estratégica de investigación con Stanford en 2016, planificando 13 proyectos que cubren las cinco áreas de Ford Smart Mobility, lo que supone doblar el número de colaboraciones de este año.

“Contar con una fuerte presencia en Silicon Valley nos permite acelerar nuestras investigaciones en una amplia variedad de tecnologías y aplicar nuestros conocimientos para crear soluciones de movilidad para la vida real”, afirma Ken Washington, vicepresidente de Investigación e Ingeniería Avanzada de Ford.

FORD Y CORNING IMPLANTAN EN EL NUEVO FORD GT LA TECNOLOGÍA GORILLA GLASS HÍBRIDA, PIONERA EN EL SECTOR

Lo que comenzó como un prototipo de tecnología ligera está a punto de convertirse en realidad para los usuarios del Ford GT cuando el nuevo supercoche incorpore por primera vez en el sector del automóvil el parabrisas híbrido de Gorilla® Glass® de Corning® , un material más duradero a prueba de arañazos un 30 por ciento más ligero que el cristal tradicional.

El material, desarrollado por Ford y Corning, será utilizado en el parabrisas y la cubierta trasera del motor del Ford GT, contribuyendo a una mejora de la maniobrabilidad del vehículo, una mejor eficiencia de combustible y un menor riesgo de daños en el cristal.

“El Gorilla Glass híbrido es un gran ejemplo de cómo Ford trabaja con sus proveedores para innovar en cada área de negocio”, afirma Hau Thai-Thang, vicepresidente de Compra Global de Ford. “El Ford GT está marcando nuevos estándares en materia de innovación gracias a su rendimiento y su bajo peso, y nos emociona poder explorar otras aplicaciones para esta nueva tecnología”.

El equipo Ford, cuando recibió el encargo de desarrollar soluciones de vehículo ligeras y que empleasen materiales avanzados, decidió ponerse en contacto con Corning, líder reconocido en ciencia de materiales que lanzó al mercado de la electrónica de consumo un cristal ligero y resistente como el Gorilla Glass en 2007. Ford se interesó en investigar las posibles aplicaciones de este componente en la industria del automóvil y, por ello, comenzó una colaboración con Corning para ayudar a investigar y desarrollar una fórmula única para el cristal exterior de vehículos. Una vez se estudió esta tecnología para el prototipo del supercoche de Ford, el equipo se dio cuenta que existía la posibilidad de utilizar el nuevo cristal híbrido en modelos de producción en serie. Un pequeño grupo compuesto de empleados de los departamentos de compras e ingeniería de Ford y Corning aceleraron el desarrollo de la tecnología para que esta pudiese se implantada de manera rápida. En cuatro meses, ya estaban buscando aprobación del programa.

“Esta exitosa colaboración es una de las razones por las que empleamos recursos de investigación y desarrollo para desarrollar innovaciones y resolver problemas”, afirma Wendell Weeks, director ejecutivo de Corning Incorporated. “Ford reconoció el valor significativo de esta tecnología y destinó una importante cantidad de recursos a que obtuviese la cualificación necesaria para ser utilizada en procesos de fabricación”. Hemos trabajado con Ford para desarrollar un cristal que soporta miles de horas de pruebas de resistencia y ahora se utiliza en un modelo de Ford fabricado en serie. Nos emociona poder lanzar esta revolucionaria tecnología en el sector de la automoción”.

Gorilla Glass híbrido

Un parabrisas laminado tradicional para automóviles cuenta con dos capas de vidrio recocido ensamblados alrededor de una capa interior de termoplástico transparente que las une. Esta tecnología, implantada en Estados Unidos por Henry Ford, lleva siendo utilizada en la industria automovilística durante casi un siglo.

El nuevo cristal híbrido utiliza una técnica multicapa –un cristal híbrido para automoción actúa como capa interior reforzada, una capa interior de termoplástico con absorción de sonidos se coloca en medio y un vidrio recocido sirve de capa exterior. El resultado, un parabrisas y una cubierta trasera de motor aproximadamente un 32 por ciento más ligeros que los vehículos de la competencia.

“Durante el desarrollo, probamos con diferentes variaciones de cristal antes de encontrar una combinación que redujese el peso y contase con la resistencia necesaria para un cristal exterior para uso de automoción”, asegura Paul Linden, ingeniero de exterior de chasis de Ford. “Aprendimos que la capa interior reforzada del parabrisas es un componente clave del cristal híbrido”.

La nueva lámina de cristal híbrido Gorilla Glass es entre un 25 y un 50 por ciento más fina y es igual o más resistente que una lámina tradicional. El cristal laminado tradicional tiene un grosor de entre cuatro y seis milímetros, mientras que el Gorilla Glass híbrido oscila entre los tres y los cuatro milímetros. Esta mejora destacable reduce de manera el peso de cada panel. Además, el cristal es más robusto debido a procesos avanzados de reducción de la contaminación, refuerzo químico, uso único de los bordes y construcción de laminado.

Esta tecnología fue probada sobre piedras y bajo condiciones de construcción extremas, y tuvo que resistir pruebas específicas de proyectiles, vuelco y túnel de viento.

“Además de la nueva tecnología híbrida para el cristal exterior del Ford GT, estamos utilizando una combinación única de cristal para el panel del mamparo entre la cabina de pasajeros y el compartimiento del motor”, cuenta Linden. “Estamos emocionados de poder utilizar un tipo de cristal hecho a medida que nos permite satisfacer necesidades específicas y nos ofrece un ahorro de peso máximo”. El peso reducido del parabrisas, la cubierta del motor y el mamparo en el Ford GT tiene un impacto positivo en la aceleración, la economía de combustible y el rendimiento en frenada del modelo. Lo que quizás resulte más importante es el beneficio que conlleva para la conducción, ya que reducir el peso del cristal reduce el centro de gravedad del vehículo y contribuye a que este sea más ágil”.

El uso de este nuevo cristal híbrido enfatiza el objetivo de la compañía de utilizar procesos de ingeniería innovadores y tecnologías de reducción de peso que un día puedan beneficiar a todos los usuarios de Ford”.