AEA tilda de “agridulce” la reforma de Tráfico y denuncia la prohibición de detectores de radar

Siguen las ventas de los detectores de radar aunque estos tengan fecha de caducidad

El presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), Mario Arnaldo, ha explicado que la nueva Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial deja un gusto «agridulce», con aspectos positivos como la liberalización de los cursos de recuperación de los puntos del carné y otros negativos, como la prohibición de los detectores de radar.

Arnaldo ha matizado que venían reclamando la liberalización del sector para la recuperación de los puntos (una medida que, sin embargo, rechaza de plano la Confederacion Nacional de Autoescuelas) dado que, a su juicio, desde que entró en vigor el sistema del carné por puntos en 2006 «se impuso un régimen de monopolio» en loscentros donde se podían recuperar los puntos sustraídos. «Un ciudadano podía acudir a 4.000 autoescuelas de España para sacarse el carné pero, sin embargo, sólo en 200 centros se permitía la recuperación de los puntos», ha recalcado.

«Había informes de la Comisión Nacional de la Competencia (CNMC) que declaraban que esto era muy negativo para el derecho de los consumidores. Afortunadamente, ahora se introduce y se va apermitir que haya competencia, y que un automovilista, si podía obtener el carné en la autoescuela que estaba al lado de su casa, pueda seguir haciéndolo para recuperar puntos», ha explicado Arnaldo sobre la normativa, que se tramita en el Senado.

Entre los aspectos positivos que contempla la reforma destaca, en opinión del presidente de la AEA, «la incorporación de la utilización del casco para ciclistas en las ciudades, limitado a menores de 16 años, y una de las cuestiones más polémicas de la norma. «Hay aspectos que pueden contribuir a que mejore la seguridad vial», ha dicho al respecto.

No obstante, Arnaldo ha precisado que hay aspectos en los que la nueva ley no está redactada «en términos claros y va a crear problemas de interpretación»; en concreto, hace referencia al incremento de las multas, que pueden llegar a 1.000 euros para los conductores que den positivo en test de alcohol y drogas porque, según ha matizado, «aunque hay que luchar contra las personas que conducen bajo estos efectos, también puede ser sancionado un conductor por la detección de medicamentos».

Contra la prohibición de los detectores de radar

Tampoco están conformes con la prohibición de utilización de detectores de radar, que conllevará multas de 200 euros y retirada de 3 puntos del carné de conducir. «Parece que hay una preocupación a nuestro juicio no justificada por la persecución de elementos que incluso pueden servir para mejorar la seguridad vial más de lo que estima la Administración», ha incidido al abordar esta cuestión, y ha añadido que discrepa, asimismo, «de las multas en diferido que merman la defensa del conductor».