El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, ha firmado esta mañana un convenio de colaboración con el presidente del Comité Provincial de Cruz Roja, Francisco Galvañ, para apoyar la atención de las emergencias en el ámbito local. Este acuerdo, que desde hace casi una década suscriben ambas instituciones, contempla en la presente anualidad una aportación provincial de 30.000 euros, así como el compromiso de consignar la misma cantidad durante los tres próximos ejercicios -2022, 2023 y 2024-, hasta alcanzar los 120.000 euros.

«La labor de Cruz Roja está siendo fundamental durante esta pandemia. Y, por ello, desde la Diputación de Alicante multiplicamos por diez la inversión en la provincia. Para poder atender todas las necesidades psicológicas, humanas, de supervivencia, de conectividad y de respuesta rápida ante cualquier emergencia y percance que pudiera ocurrir. Incluso desde el punto de vista de la atención psicosocial«, ha avanzado el presidente. Quien, además, ha querido tener una mención especial para el equipo de voluntarios y voluntarias de la provincia. De quienes ha asegurado que ayudan a mantener cohesionada la sociedad.

Voluntarios con un alto nivel de formación

«Las infraestructuras, las instalaciones, el convenio o el presupuesto no tendrían ningún sentido sin ellos«, ha sostenido el responsable alicantino. Que ha alabado su capacidad para «reaccionar de manera directa ante las situaciones más complicadas, difíciles y comprometidas que nos podamos imaginar«. Al tiempo que ha indicado que tienen «un altísimo nivel de formación y capacitación. Además de una solidaridad que desborda. Y que son una referencia para nosotros«.

«No seríamos nada sin Cruz Roja y Cruz Roja no sería nada sin los voluntarios«, ha insistido Mazón.

El presidente de la Diputación y del Consorcio Provincial para el Servicio de Prevención y Extinción de Incendios y Salvamento de Alicante, organismo a través del cual se presta esta asistencia, ha concretado durante la rúbrica del documento que las asociaciones de voluntarios en los municipios de la provincia cumplen un papel esencial en la atención a las necesidades básicas de los colectivos más vulnerables.