El Portavoz de Agricultura del PP en Les Corts, Miguel Barrachina, señala que el sector agrícola “no puede ser el más perjudicado por el reparto de fondos europeos”

 El portavoz de Agricultura del Grupo Popular en Les Corts, Miguel Barrachina, ha señalado durante su intervención en la Comisión de Agricultura que “hay que comprometer los fondos específicos para la PAC en el periodo 2021-27 por encima de los del periodo 14-20. Hay que evitar que ocurra lo mismo que con los arroceros que estiman una pérdida del 50% de sus ayudas”.

Miguel Barrachina han indicado que “no es razonable que sea el sector de la Agricultura el más perjudicado por el reparto de fondos. Si los agricultores van a recibir menos, que sea el gobierno quien compense a las comunidades autónomas su pérdida de recursos que deben llegar a los agricultores. Que los dos años de periodo de tránsito tengan capacidad de reacción. Que puedan acceder a los 140.000 millones de euros al Plan nacional de reconstrucción y Resiliencia. Del cual ha sido excluido el sector agrícola y haya ayudas específicas”.  

En la propuesta aprobada por Les Corts se señala que “se comprometen los fondos específicos para la Política Agraria Común en el periodo 2021-27, siempre por encima de los del periodo 2014-202. En el caso de incrementarlos proporcionalmente se derivan nuevas exigencias de gesto. Asumir, en su caso, desde el Gobierno el incremento de la cofinanciación que deben aportar las comunidades autónomas”.

También se solicita, entre otras cuestiones, “aplicar rigor y transparencia en el diseño del modelo del Futuro Plan Estratégico Nacional. Deberá ser elaborado con el consenso necesario y beneficiar al sector en todo el país”.

Barrachina ha indicado que “la Comunitat Valenciana lidera la pérdida de tierra cultivada en España. Lideramos el abandono de campos. Solo en cítricos en 2020 la Comunitat perdió 556 hectáreas de tierra cultivada. Mientras, por ejemplo, en Andalucía se ganaron 455 hectáreas de cítrico». 

“Además tenemos el campo más envejecido a nivel nacional. Sin relevo generacional, con una edad media del agricultor de 62 años. Con estos dos récords, pedimos que lleguen más fondos de Europa. Que el gobierno de España que ha negociado dando la espalda a organizaciones agrarias y comunidades autónomas, sea quien cofinancie los excesos de aportación de las regiones. Que permita al sector acceder sin límite al programa nacional de reconstrucción financiado con 140.000 millones de euros. Y que las ayudas profundicen e le apoyo a la incorporación de jóvenes a la actividad agraria».