La Tesorería de la Generalitat incrementa un 17,5 % sus pagos a personas y proveedores durante los últimos dos años

– Los gastos correspondientes a servicios públicos fundamentales, sin contar nóminas ni gastos financieros, han aumentado un 24,5% y ya suponen el 66,11% del total (5.856 millones de euros)

– Las transferencias a terceros (prestaciones sociales, becas, ayudas) tienen carácter prioritario y se abonan en el mes de su reconocimiento

El balance de la Tesorería de la Generalitat Valenciana durante los primeros diez meses de 2021 revela un incremento del volumen de recursos gestionados de un 17,5 % respecto al mismo periodo de los dos últimos ejercicios.

Así, el secretario autonómico de Hacienda, Francesc Gamero, ha destacado que esta mejora en la capacidad de pago a terceros ha permitido pasar de 15.948 millones de euros en transferencias durante los primeros diez meses de 2019 y de 18.138 millones en el mismo periodo de 2020, hasta la cifra récord de 18.738 millones de euros hasta el 31 de octubre de 2021.

De estos recursos, 6.145 millones corresponden a nóminas de todo el personal empleado público (un 14,2% de incremento en dos años) y 3.736 millones a deuda y gastos financieros (3,2% más), mientras que los 8.858 millones restantes corresponden a pago a proveedores, subvenciones, ayudas y todo tipo de transferencias a terceros.

Para el responsable de la Tesorería de la Generalitat “se pone de relieve el esfuerzo que se está realizando por parte del Consell para aumentar y agilizar la eficiencia de todos los procesos vinculados a los pagos y transferencias, en coordinación con el resto de conselleries”.

  • Gamero ha resaltado que “la optimización de trámites y la mejora de la gestión ha permitido priorizar notablemente los pagos en servicios básicos fundamentales”

En concreto, los pagos correspondientes a Sanidad, Educación y Políticas Inclusivas, sin contar las nóminas del personal, han aumentado un 24,5% en los últimos dos años. Es decir, hasta el 31 de octubre de 2021 se han abonado 5.856 millones de euros por estos conceptos, la cifra más alta de la historia. “Representan ya el 66,11% de los pagos a terceros” ha puntualizado Gamero.

Las transferencias a personas físicas, es decir, las prestaciones sociales como la dependencia o la Renta Valenciana de Inclusión; las becas de estudio o las ayudas al alquiler tienen además, tal y como ha confirmado el secretario autonómico, “carácter prioritario, por lo que el Consell del Botànic ha conseguido que en el mismo mes en el que se produce su reconocimiento por parte de la conselleria competente para otorgar la ayuda, sean abonadas”, ha asegurado el secretario autonómico.

En este sentido, el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, ha recalcado que pese a la infrafinanciación que padece la Comunitat Valenciana, “el FLA, los recursos adicionales que ha aportado en los últimos años el Gobierno para hacer frente a la pandemia y garantizar la suficiencia financiera y la eficaz gestión de la Tesorería de la Generalitat, nos permiten afrontar con garantías nuestras obligaciones de pago”.

En este sentido ha añadido que la prioridad de Hacienda es “poder atender los pagos de los proveedores porque de esas empresas dependen muchos autónomos, muchos puestos de trabajo y, por tanto, muchas familias a las que debemos de garantizar los recursos que les corresponden”.

Eso sí, el conseller ha lamentado que gran parte de los recursos con los que se hacen frente estos pagos lleguen procedentes de “la respiración asistida que representa el FLA” por lo que ha reiterado la “urgencia inaplazable” con la que debe abordarse la reforma del sistema de financiación, que permita a la Comunitat Valenciana hacer frente a sus pagos sin recurrir a un mayor endeudamiento.

“La solución es o dejar de pagar a proveedores y las ayudas, subvenciones y transferencias como hacía el anterior Gobierno o negarnos rotundamente a discriminar a cinco millones de valencianos y valencianas, que es por lo que ha optado el Botànic”, ha asegurado el responsable de Hacienda tras confirmar que “el Consell va a seguir teniendo como prioridad el pago de sus facturas con proveedores, personal y ciudadanía, aunque ello implique un incremento de la deuda histórica derivada de la infrafinanciación”.

Distribución por áreas

Atendiendo a la distribución por áreas, es significativo el crecimiento del volumen de pagos destinados a Labora que ha aumentado en un 40,4% al pasar de los 197 millones de euros a 276,6 millones; así como a las universidades, que han visto incrementadas sus transferencias un 38,9% al pasar de 674,8 millones de euros a 937,6.

En la misma línea se encuentran los pagos a terceros por parte de la Conselleria de Políticas Inclusivas, que experimentan un incremento del 36,1% en el período 2019-2021, con el fin de prestar una mejor atención a los colectivos más vulnerables como personas dependientes, mayores, mujeres víctimas de la violencia de género o personas en riesgo de exclusión y especialmente el programa de Dependencia, que se ha incrementado hasta los 382,6 millones de euros, con un incremento del 33’9%.

Asimismo, desde 2019 se aprecia también un incremento de los pagos de la Conselleria de Sanidad, que aumentan un 22,3%, justificado por los gastos extraordinarios ocasionados por la lucha contra la COVID-19 y farmacéuticos y se sitúan en la cifra récord de 4.243 millones de euros, mientras que en Educación ascienden un 20,1% hasta los 519,6 millones.

El programa de subvenciones a la vivienda y al alquiler con un 27,7% de incremento es finalmente otro de los más destacados, al pasar en dos años de 33 a 42,1 millones.