Juanvi Pérez Aras: 20 años de una victoria histórica

Juanvi Pérez Aras. Una fecha que no puede pasar desapercibida. Hoy 12 de marzo,se cumplen 20 años de la histórica mayoría absoluta de José María Aznar al frente del Partido Popular.

  • Marzo siempre ha sido un mes electoral y en él hemos celebrado un referéndum (OTAN) y 14 citas electorales (autonómicas y generales).

Una cita con la historia que arrancaba para el centro-derecha español, en las generales del 3 de marzo de 1996, con la denominada “amarga victoria” de un Aznar, que conseguía poner fin a la hegemonía socialista con un 39’17 % del voto. Tan solo cuatro años después, el 12 de marzo de 2000, Aznar rompía el techo de los diez millones de votos y alcanzaba el mayor porcentaje de voto para el centro-derecha, el 45’2, que volvería a repetirse en 2011 con Rajoy de candidato y 500.000 votos más.

Una cita con la historia en plenas fiestas josefinas que debería ponerse en valor, no desde el sentimentalismo y la añoranza de tiempos pasados, sino como referencia para el trabajo que hemos de intensificar, para volver a reagrupar a todo el espectro electoral que se aglutinó bajo nuestras siglas.

Un trabajo arduo que llevó al PPCV a aportar más de 1’2 millones de votos (el 52’7%), de los cuales 677.860 salieron de la provincia de Valencia (51’1%).Cifras y porcentajes de vértigo que vistos desde la perspectiva actual parecen imposibles.

Aún más, tras los últimos resultados en las generales del 10-N de 2019, donde el Partido Popular quedaba en el 21’4% del voto, con una ligera recuperación de las anteriores celebradas en abril del mismo año.

Ríos de tinta han corrido desde entonces. Análisis y estudios se amontonan para explicar un retroceso constante desde 2015. En nuestra tierra, el PPCV se quedaba en los 584.415 votos (el 23’2%), dejándose casi 700 mil votos por el camino. Un resultado que en la provincia de Valencia perdía más del 50% de su respaldo electoral (306.929) con una ligera remontada respecto a abril de 51 mil votos.Si en el 2000 tocamos techo, en abril de 2019 rebotamos en nuestro suelo electoral.

  • La provincia de Valencia siempre ha jugado un papel de equilibrio dentro del PPCV.

Un contrapeso necesario para armonizar la complejidad de un Partido nacido para vertebrar esta tierra, desde el Sènia a Pilar de la Horadada. Desde el Peñón de Ifach a la Cruz de los Tres Reinos. De ahí la importancia de recuperar ese pulso electoral perdido tras superar en más de diez puntos el porcentaje del PP a nivel nacional en aquella histórica fecha. Con la ciudad de Valencia y el Rincón de Ademúz aportando el 55’6% de los votos, la Serranía el 55% y el Camp de Túria el 54’1% el eje transversal desde la capital al norponiente valenciano mostraba todo el músculo de la marea azul valenciana.

Pero no solo en esas comarcas. Los populares de la Plana de Utiel-Requena alcanzaban el 53’7 y El Valle de Cofrentes-Ayora el 52’8%. La Val d’Albaida alcanzaba el 52’7%, la Costera el 52’5%, la Safor el 51’8%, y la Canal de Navarrés el 50’3%. Les seguían la Ribera Alta y l’ Horta Nord con el 48%, la Hoya de Buñol con el 47%, l’Horta Oest el 46’7% y l’Horta Sud con el 46’4%, la Ribera Baixa con el 45’7% y el Camp de Morvedre con el 45’4% venían a cerrar el dominio Popular en los bastiones tradicionales de la Izquierda.

  • Datos de referencia para una formación que necesita su propia “primavera popular” para rearmar un proyecto imprescindible en estos tiempos convulsos.

El gobierno nacional-comunista y su alma gemela botánica, viven en una crisis continua. Es más, necesitan esa crisis para tapar el desgobierno y sus tropelías. Por eso es tan importante referenciarse ante este aniversario. No podemos caer en la autocomplacencia de una ligera subida en el CIS, que aún nos sitúa en el 16’2% (el anterior CIS nos situaba en el 13’5%), ya que todavía nos sitúa lejos del 22’2 de las últimas generales, cuyos resultados deben marcar el punto de inflexión de la remontada Popular.

Una remontada obligada para romper la tendencia de una Izquierda que consolida su liderazgo, a pesar de sus líos internos.Por ello, reivindiquemos este aniversario desde el convencimiento de que si entonces lo conseguimos, podemos volver a repetirlo. Es cuestión de fe, compromiso y resiliencia para hacer de nuestras fortalezas, una sinergia inclusiva. Es el momento y este aniversario debe activar ese resorte para sumar, sumar los distintos, para ser más fuertes en Libertad. Feliz 20 Aniversario.

Mare Nostrum
Juanvi Pérez Aras: 20 años de una victoria histórica