Joanma Miguel” Las espectativas con el mundial son muy altas”

– El alcalde de Lliria analiza el impacto del campeonato del mundo para la ciudad valenciana

El próximo mes de diciembre es la fecha elegida para la disputa del Campeonato del Mundo de Balonmano Femenino, un evento histórico en el panorama deportivo nacional y que tendrá a la Comunitat Valenciana como protagonista. Llíria será la sede de los grupos B y E de la Preliminary Round, acogiendo además la celebración de la President’s Cup. Analizamos qué supone el Mundial con Joanma Miguel, alcalde de la ciudad valenciana.

1 – ¿Cómo se está viviendo la preparación para el Mundial?

La verdad es que lo estamos viviendo con mucha intensidad e ilusión. Han sido unos meses de mucho trabajo desde distintas áreas municipales, coordinadas por la Concejalía de Deportes, pero valdrá la pena este esfuerzo porque nos va a permitir disfrutar en nuestra ciudad de un acontecimiento deportivo único.  Para adaptarlo a las competiciones internacionales, hemos llevado a cabo los trabajos de reforma del Pabellón Pla de l’Arc, con la remodelación del anillo inferior y la mejora de la accesibilidad, que ha supuesto una inversión de más de 600.000 euros.

Por otro lado, para calentar motores de cara a la competición hemos realizado diversas actividades como la presentación oficial del Mundial y encendido del tótem de cuenta atrás, que contó con la presencia de la mascota Lola acompañada por una representación de los clubes deportivos de la localidad. También acogimos la tercera parada del circuito ‘Handbol al Carrer’ promovido por la Federación Balonmano de la Comunidad Valenciana para acercar este deporte a la ciudadanía de Llíria.

Y con motivo de las acciones alrededor del 25N, hemos preparado unas mesas redondas para dar visibilidad al deporte femenino y promover la igualdad en este ámbito, y para las que contaremos con la laureada ex jugadora Natalia Morskova, entre otras deportistas de élite.

2 – ¿Qué expectativas tiene de cara al Mundial?

Las expectativas son muy altas. Esperamos que sea un éxito, tanto en la organización como en lo deportivo, como ha ocurrido en eventos anteriores que hemos tenido el honor de acoger en Llíria, el Preolímpico Femenino el pasado mes de marzo o el partido de la EHF Cup de Los Hispanos en mayo. La recuperación casi total de los aforos en recintos interiores también nos anima a poder contar con un ambiente enérgico, que lamentablemente no pudimos disfrutar en las competiciones anteriores por las restricciones ante la incidencia de la pandemia.

Además, Llíria y toda la provincia de Valencia están volcadas con este evento extraordinario. Hay que destacar, por ejemplo, que más de 160 personas se han inscrito como voluntarias para colaborar durante el torneo en el Pabellón Pla de l’Arc.

3 – ¿Qué supone para la ciudad de Llíria ser una de las sedes del Mundial?

Es todo un honor que la Real Federación Española de Balonmano y la IHF hayan confiado en nuestro municipio para albergar una competición de este calado internacional. El hecho de que cuenten con nosotros tras haber acogido anteriormente otros eventos, nos enorgullece porque significa que cumplimos con las expectativas y ofrecemos una alta capacidad en cuanto a nivel organizativo.

Representa una motivación extra para la ciudad, y más en estos momentos marcados por una crisis sanitaria que nadie esperaba. Supone un magnífico escaparate para proyectar a nivel global todas las virtudes de Llíria, con sus valores, con la música siempre por bandera como Ciudad Creativa de la UNESCO, pero también con su firme compromiso con el deporte y por la igualdad, dando protagonismo al deporte femenino.

4 – ¿Qué representa la historia del balonmano para la ciudad de Llíria?

Llíria tiene una amplia tradición en el mundo del deporte, donde se han cosechado también grandes éxitos, y es uno de los pilares fundamentales de su vida social. Con el paso del tiempo, el catálogo de prácticas deportivas en la población se ha ido ampliando y el balonmano juega hoy un papel muy importante en la oferta deportiva local. Esta disciplina comienza a practicarse en nuestro municipio en la década de los 60 cuando un grupo de amigos se reunía, de manera esporádica y no federada, para pasar buenos ratos practicando este deporte.

A partir de la temporada 71-72, ya se inscribe un equipo en competición federada y pasa por diferentes etapas. Pero es realmente en 2008 cuando se decide cambiar la línea de trabajo y estructurar un club “de base” con distintas categorías de formación. Esta decisión estratégica ha permitido al Club Balonmano Llíria convertirse, desde entonces, en una alternativa deportiva local accesible, inclusiva y educativa. Gracias al compromiso y pasión por el balonmano de las personas que han integrado el club, se ha conseguido generar hueco la agenda deportiva local y ser un referente en la provincia.