Hoy el President de la Generalitat Valenciana, Chimo Puig, junto con el sector citrícola tienen una reunión con la Directora General de la Unión Europea de Sanidad Alimentaria.

Esta importante cita para el sector citrícola, a la que asisten representantes del sector y organizaciones agrarias, es para solicitar ante la Unión Europea que se aplique el tratamiento del  frío a las exportaciones de cítricos de fuera de la UE. Actualmente los productores valencianos para sus exportaciones han de tratar en frío sus productos, encareciendo el producto. Mientras que en las importaciones de cítricos de países terceros no es necesario. Distintas reglas de juego.

El tratamiento del frío

Este tratamiento es vital para eliminar posibles plagas que lleven agregados los cargamentos y así impedir que éstas lleguen al territorio de la Unión Europea y finalmente se vean afectados nuestros cítricos por ellas.

En naranjas procedentes de Suráfrica se ha detectado muchas veces la presencia de plagas en controles aleatorios. El problema es que para países como Alemania, Países Bajos y los países del Norte de Europa que no poseen cítricos, este tratamiento encarece el producto.

Así, importan desde Suráfrica y países terceros como Egipto y tienen como puerto de entrada en al Unión Europea donde las medidas de control son mucho más laxas que en España.

Esta importante cita es un paso más para la protección e nuestros cítricos y se ha trabajado en comisiones de la Unión Europea intensamente desde la oficina de la Generalitat Valenciana para conseguir el apoyo de los países mediterráneos.

La reunión de hoy

Esta reunión de hoy en Bruselas es muy importante porque es un paso más para explicar a las máximas autoridades europeas los problemas de la citricultura valenciana. Aunque no son los únicos problemas a los que se enfrenta el capo valenciano.

Así, desde las organizaciones agrarias se sigue señalando el problema de los principios activos para combatir esas plagas como el cotonet de Suráfrica.

Por una parte, se ha prohibido al campo la utilización de principios activos efectivos en el campo europeo y que resultaban tremendamente efectivos para combatir esas plagas. Pero por el contra, no se exige que los cítricos de países terceros no estén tratados con esos mismos principios activos. Se han detectados naranjas de Egipto o de otros países como Marruecos que exportan a  Europa naranjas tratadas con esos principios prohibidos por la UE.

Intenso trabajo en Europa para proteger a la citricultura valenciana

La eurodiputada Inmaculada Rodríguez Piñero afirma que este tema se está trabajando intentando una Unión Aduanera europea que hoy es inexistente y fija su mirada de nuevo en la laxitud de los controles en el Puerto de Rotterdam. “Ya hemos conseguido que los controles aleatorios la Unión Europea los intensifique”. Pero afirma que Europa funciona por lobbies y el lobbie de los países del norte de Europa es fuerte. Para ellos esto no es un problema y sólo buscan abaratar los productos, sin importar las consecuencias. Por eso Rodríguez-Piñero afirma que hay que intensificar el trabajo en la Unión Europea para conseguir que se intensifiquen esos controles y consigan la homogeneización. “Porque en Rotterdam les sale muy barato infringir las normas de la UE, mientras que en los puertos españoles la multa se multiplicaría por mucho, por eso eligen este puerto como el de entrada a la UE”.

Las organizaciones agrarias también ponen el foco en el problema interno que está generando no poder utilizar estos principios activos y el no haber alternativas a los mismos.  Pero este tema se deberá dejar para futuras reuniones.