El concierto fue dirigido por Ramón Tebar dentro del ciclo dedicado al autor alemán

El Ciclo Mendelssohn de la Orquesta de València y del maestro Ramón Tebar, tuvieron una nueva cita el viernes. En el programa se escucharon tres obras fundamentales del compositor alemán, además de las favoritas del gran público.

El programa empezó con la obertura La gruta de Fingal y el famoso Concierto para violín, uno de los conciertos para este instrumento más célebres y favoritos del gran público. De gran energía, técnica, melodía y optimismo y que fue interpretado por el prestigioso concertista Frank Peter Zimmemann.

En la segunda parte se interpretó la Sinfonía nº 4 “Italiana”, llena de melodía, colorido orquestal y motivos folclóricos italianos.

Un niño precoz

Zimmermann empezó a tocar el violín con cinco años y estudió con Valery Gradov, Saschko Gawriloff y Herman Krebbers.

En la presente temporada 2018/19 destacan sus compromisos con la Filarmónica de Berlín, la Sinfónica de Bamberger y la Orquesta Filarmónica Checa, la Filarmónica de Nueva York, la Orquesta Nacional Rusa, Bayerisches Staatsorchester, así como una residencia con Staatskapelle Dresde y Christian Thielemann, con conciertos en Dresde, Viena, Baden-Baden, Frankfurt, Hamburgo y el Salzburger Osterfestspiele.

Ha ofrecido cuatro estrenos mundiales de Lindberg, Matthias Pintscher, Brett Dean y Read Thomas. Toca el violín Lady Inchiquin de Antonio Stradivari de 1711, cedido por el Kunstsammlung Nordrhein-Westfalen, Düsseldorf, Kunst im Landesbesitz.