Venecia: una Biennale de cine sin directoras

Venecia, una Biennale de cine sin directorasVenecia, una Biennale de cine sin directoras

El pasado sábado 8 de Septiembre se cerraba la 75 edición del veterano y prestigioso Festival de Venecia con la entrega del León de Oro Mejor Película a “Roma” dirigida por el mexicano Alfonso Cuarón, y distribuida por Netflix.

Es la segunda vez que Cuarón obtiene este galardón, ya que en 2013 lo consiguió por “Gravity”.

El presidente del jurado y su amigo personal, Guillermo del Toro le hizo entrega de la estatuilla bromeando y diciendo que no estaba seguro de poder pronunciar su nombre.

El año pasado, del Toro se llevó a casa el León de Oro de “The Shape of Water” poco antes de ganar el Oscar a Mejor película, tal vez sea una premonición para Cuarón en la próxima carrera de los Oscar 2019.

Roma, coproducida por Participant Media y Esperanto Filmoj, es una película en blanco y negro semi-autobiográfica sobre la temprana formación de Cuarón en la Ciudad de México de los años 70, vista a través de los ojos de su ama de llaves, Cleo.

Cuaron agradeció a las estrellas de Roma, Yalitza Aparicio, Marina De Tavira y Nancy García por su “coraje, generosidad e inmenso respeto al retratar a las mujeres que me criaron”.

El león de Plata: Gran Premio del Jurado ha sido para la película del director griego  Yorgos Lanthimos “The favourite”, un drama de época sobre el funcionamiento interno político y romántico de la corte real de la Inglaterra del siglo XVIII.

La británica Olivia Colman también ganó la Copa Volpi como mejor actriz, por su interpretación de Queen Anne en dicha película, donde también intervienen Rachel Weisz y Emma Stone.

Una apuesta de la distribuidora Fox Searchlight, que sin duda también luchará por los Oscar.

Joel y Ethan Coen recibieron el premio a Mejor Guión por su película “La balada de Buster Scruggs”,  donde el protagonista del film, Tim Blake Nelson aceptó el premio en su nombre, llamándolos “dos de las personas más decentes y generosas que conozco”, además de grandes cineastas.

Los hermanos Coen vuelven a rodar un western, una antología siguiendo seis historias diferentes centradas en un hombre llamado Buster Scruggs.

Ha sido recibida con tibieza por la crítica, reprochando a la película una cierta irregularidad, componiendo un trabajo dispar, ideal para Netflix pero con calidad insuficiente para las salas de cine.

Willem Dafoe ganó la Copa Volpi como mejor actor por el papel del atormentado pintor Vincent van Gogh, en la película biográfica no convencional de Julian Schnabel “At Eternity’s Gate”, que muchos críticos califican como el mejor desempeño de su carrera de actor.

Considerada una de las mejores películas de este Festival “The Sisters Brothers” del director francés Jacques Audiard, le permitió ganar el León de Plata a mejor director.

La película narra la historia de los hermanos Eli (John C. Reilly) y Charlie Sisters (Joaquin Phoenix), que en plena Fiebre del Oro realizarán un largo viaje a través del Oeste americano con el único objetivo de encontrar y matar a Hermann Kermit Warm (Jake Gyllenhaal), un buscador de oro.

Venecia también celebró su segundo jurado de realidad virtual este año, dirigido por la directora danesa  Susanne Bier.

Mientras que otros festivales están estableciendo rápidamente competencias de realidad virtual, Venecia fue una de las primeras en hacer una gran inversión la tecnología, en una sección está creciendo a pasos agigantados.

Considerada como la mejor película de realidad virtual, “Spheres”, un corto documental que lleva a los espectadores al espacio exterior para explorar los sonidos del cosmos.

La directora Eliza McNitt declaró al recibir el premio:

“Este es solo el comienzo de las posibilidades que ofrece esta nueva forma de contar historias”.

“The Nightingale”, de Jennifer Kent, la única película dirigida por mujeres de las veinte seleccionadas a competición, se llevó a casa el premio especial del jurado del festival.

Está protagonizada por Aisling Franciosi como una joven convicta irlandesa en la  Tasmania del siglo XIX, que busca al hombre que asesinó a su familia, con la ayuda de un rastreador aborigen interpretado por el actor aborigen Baykali Ganambarr,  también ganó el Premio Marcello Mastroianni al mejor talento nuevo y agradeció a la película “por no endulzar nuestro pasado”.

En la entrega de premios la directora Jennifer Kent declaró:

“También me gustaría decirles a todas esas mujeres que quieren hacer películas, por favor, ve y hazlo.

Te necesitamos. La fuerza femenina es la fuerza más poderosa y curativa del planeta”.

Confío en que el próximo año y un año después veremos a más y más mujeres que habitan en este espacio”.

El festival de cine más antiguo del mundo concluyó su edición del 75 aniversario el sábado, pero no sin controversia.

El presidente del festival, Alberto Barbera, que eligió una sola película dirigida por una mujer, “The Nightingale”de Jennifer Kent, después de que fuese ampliamente el año pasado por tomar la misma decisión.

A principios de mes La Bienal de Venecia firmó el mismo protocolo sobre paridad de género que los festivales de Cannes, Locarno y Sarajevo han acordado recientemente, sin embargo, nada de ello se ha cumplido.

El director francés Jacques Audiard, es parte del movimiento feminista 50/50 para 2020, que está detrás de la promesa de igualdad de género firmada por los Festivales mencionados, no perdonó a dicho Festival que en ésta edición tuviese una representación tan escasa de mujeres.

En declaraciones a Variety afirmó: “Cuando vi que la competición tenía 20 películas y solo una dirigida por mujeres, escribí un mensaje a mis compañeros que trabajaban en la selección, y la reacción fue alucinante”.

“Mi idea no es poner a prueba al presidente de este festival y la Bienal, … pero la respuesta que obtuve fue: ‘estamos haciendo nuestro trabajo con sinceridad; no nos importa si la película está dirigida por un hombre o una mujer”.

Audiard declaró: “esto demuestra que no nos estamos haciendo la pregunta correcta”, “La pregunta correcta es ‘¿Los festivales tienen un género?’ Y la respuesta es sí.

He asistido a festivales durante más de 25 años con mis películas y no veo mujeres. Sin embargo, a menudo veo a los mismos hombres.

Y eso no está bien “, dijo el director, quien también criticó la falta de transparencia en el proceso de selección de los festivales.

“La igualdad se puede cuantificar en números, y se debe aplicar justicia”, agregó Audiard, recibiendo fuertes aplausos, que interrumpió al decir: “No, no aplaudimos”. Nosotros actuamos.

Colaboración de:

Maite Orduña. Colaboradora de Valencia News. Venecia: una Biennale de cine sin directoras

Maite Orduña. Colaboradora de Valencia News. Venecia: una Biennale de cine sin directoras