Las nuevas plataformas audiovisuales intentan terminar con una de sus señas de identidad desde que desembarcaron en España

HBO España subió sus precios en octubre por primera vez desde su llegada a nuestro país en mayo de 2016. En total, un euro más que elevó el precio de 7,99 a 8,99 al mes y que iguala la subida que registró Netflix en algunos de sus paquetes a mediados de año.

Un cambio de tarifas con el que la plataforma realizó otro cambio en su oferta que pasó desapercibido: la reducción del periodo de prueba.

De esta manera, su tradicional mes de prueba se convirtió en solo dos semanas, tal como lo hizo Netflix al subir sus precios. Desde comienzos de año, la compañía de Reed Hastings estuvo haciendo pruebas con subidas de tarifas a usuarios seleccionados a los que también retiró dos semanas de prueba gratis.

Finalmente, al subir sus precios decidió eliminar definitivamente el mes de prueba gratis, una de sus señas de identidad al llegar a España y una de las estrategias de captación más exitosas del sector y que les ha llevado a tener 6,3 millones hogares conectados, según los últimos datos de la CNMC.

De hecho, desde que la lanzó Netflix en 2015, todas las OTT que fueron desembarcando en nuestro país adoptaron este mes de prueba gratis e incluso se sumaron algunas ofertas de televisión de las operadoras de televisión.

Elevadas tasas de abandono

Netflix lo ha quitado y HBO lo ha reducido a dos semanas, pero DAZN, Amazon Prime Video, Sky, Rakuten e incluso Movistar Lite lo siguen incorporando, pero según ha sabido este diario algunas plataformas en streaming ya se plantean retirarlo en los próximos meses, porque ha dejado de ser rentable.

El mes de prueba gratis fue el mejor impulsor de crecimiento de estas plataformas y en especial de Netflix, pero una vez que el mercado se ha consolidado y tiene casi 6,3 millones de hogares viendo estas plataformas, el efecto negativo de esta oferta es mayor que el beneficio.

¿Qué ha pasado? Netflix y las operadoras por streaming han detectado unas elevadas tasas de abandono de suscriptores una vez expirado este mes gratis.

De hecho, fuentes de estas plataformas indican que sus registros advierten de decenas de miles de usuarios que solo se daban de alta un mes para ver las temporadas completas de sus series favoritas y luego darse de baja.

Incluso es habitual que los usuarios cojan la opción de suscripción con mayor número de cuentas para ir rotándose entre los cuatro suscriptores el mes gratis de prueba.

Esta tendencia se hizo mucho más recurrente ante el estreno de las temporadas de las series de mayor éxito.

Diferentes perfiles

Por ejemplo, Stranger Things de Netflix, que se suele estrenar en verano, generaba un alta masiva de usuarios en julio y agosto, y en septiembre se producía una baja igual de elevada.

Lo mismo pasa con plataformas como DAZN que recibe una gran cantidad de altas con su mes gratis, coincidiendo con grandes eventos deportivos o partidos de fútbol puntuales.

De esta manera, con el fin del mes gratis, Netflix al menos factura un mes y fideliza a clientes. Esta comprobado que quien ya empieza a realizar un pago por algún servicio es mucho más proclive seguir abonando su factura, que uno que está en un mes de prueba.

Junto con el fin del mes gratis de Netflix y la reducción de HBO, las otras plataformas que todavía mantienen esta promoción se han visto obligadas también a reforzar sus controles técnicos para evitar que los usuarios se diesen de alta de manera indefinida con este mes gratuito, tanto desde otras direcciones IP como con otras cuentas bancarias y perfiles.

Una lucha en la que tienen mucho que perder y que se está convirtiendo en un verdadero coladero de suscriptores.