Este género se acerca a los jóvenes vía redes sociales, conciertos en la calle y descuentos en los teatros

Los organizadores animan a los aficionados a contar en redes lo que sintieron la primera vez que escucharon ópera

Una pasión para siempre contenida en una emoción universal. Así siente la ópera el público que la venera. Coincidencia máxima sobre el que es, quizás, el más completo de los géneros musicales que conmemora este 25 de octubre su primer Día Mundial. Una celebración en trámites de aprobación oficial por parte de la Unesco.

Y más virtudes de esta gran dama: suele apasionar hasta las lágrimas, espolea la tolerancia y abre la mente ante las voces libres de artificio. Palabra de sus enamorados incondicionales.

Me cambió la vida y no solo en lo profesional. Fue a los seis años cuando escuché a María Callas en Carmen. La ópera es grande y está llena de sorpresas”, defiende con entusiasmo la soprano Ainhoa Arteta. Su testimonio para el Teatro Real es prueba viviente del vuelco que nace del ‘bel canto’.

En cuanto a las grandes estrellas de la actualidad hay dos nombres de referencia sin competencia alguna: la soprano rusa Anna Netrebko y el tenor alemán Jonas Kauffman, según señala a RTVE Rafael Banús, director del programa El fantasma de la ópera de Radio Clásica de RNE.

La crítica especializada adjetiva la capacidad vocal de Kauffman y Netrebko como «oro líquido» o «derroche de sonido». Y cuando actúan juntos: el delirio. Sucedió esta primavera con La forza del destino que puso en pie al Royal Opera House Covent Garden donde las entradas para ver a ambos estaban agotadas desde hace meses.

Y más adoración operística. El diseñador Juan Avellaneda rompe prejuicios sobre el supuesto carácter elitista de la lírica: “Mi primera ópera fue Turandot de Puccini. Me acuerdo de que quería ir a ver a Montserrat Caballé con todos esos tocados.

Me fascinaba y conseguí que me llevaran. Recomiendo la ópera porque lo vives y es un mundo que hay que descubrir. Parece que es casposo o antiguo pero es lo más moderno que hay”, recuerda en un video en esta suma por la viralización del género que tiene en Verdi o Puccini a algunos de sus maestros.

Impulso en las redes sociales

El coliseo madrileño se ha unido a la iniciativa del Día Mundial junto con Ópera América, Ópera Latinoamérica y Ópera Europa. La fecha no es azar: coincide con el cumpleaños de dos primeros espadas, los compositores Georges Bizet y Johann Strauss II.

El objetivo es meridiano: crear conciencia del “impacto positivo” de la música en el mundo y aproximar al público joven a un arte con más de 400 años de recorrido.

Para ello, los organizadores animan a los aficionados a que recuerden este viernes su primera experiencia o recomienden a sus autores favoritos vía los ‘hashtags’ #DiaMundialDeLaOpera, #DescubreLaOpera, #WorldOperaDay y #LoveOpera.

Las redes sociales ejercen de palanca en esta reconversión del Día Europeo de la Ópera que se celebraba en mayo. La Ópera de Tenerife retransmitirá en facebook un streaming de su función de L’elisir d’amore con uno de los elencos de su academia de jóvenes artistas. El Festival de Peralada (Girona) saca a la luz una campaña con videos de espectáculos y momentos estelares de su última edición.

En la calle y para jóvenes

Compañías de ópera internacionales celebran la jornada con actividades rompedoras y conciertos en plena calle.

Más pureza vocal imposible. Entre las iniciativas del Teatro Real destaca la «invasión» de las cúpulas de las estaciones de Metro de Sol y Atocha con vinilos de espectáculos o un video para el público millennial donde la youtuber Ter ejerce de guía por los entrañas del edificio y su impresionante caja escénica de siete pisos.

Además han arrancado un concurso sobre el título que está ahora en cartel, L’elisir d’amore de Donizetti (que se estrena este viernes), y firmarán un convenio con el Hospital 12 de Octubre de Madrid para hacer en ese centro transmisiones y espectáculos infantiles.

‘L’elisir d’amore’ en el Teatro Real es uno de los protagonistas del Día Mundial de la Ópera

El Gran Teatre del Liceu de Barcelona celebra el Día Mundial de la Ópera en La Rambla con un recital de piano antes de la última función de Turandot. Participarán en el concierto varios alumnos del Conservatori del Liceu entre las 16.30 y las 18.30 horas de este viernes.

Un sorteo y descuentos en las entradas para la función del sábado de Lucia di Lammermoor es el gancho escogido por el ABAO Bilbao Ópera. 

Mientras que el Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia dedica la celebración a los más jóvenes, que asistirán al preestreno de La Tabernera del Puerto, de Pablo Sorozábal, y La Ópera de A Coruña ofrecerá un concierto de entrada libre del contratenor Carlos Mena con la agrupación Concerto 1700 en el Auditorio de Afundación. Según informa Ópera XXI, la asociación que aglutina los festivales, teatros y temporadas operísticas estables en nuestro país.