El director del IVAM destaca el esfuerzo reflexivo sobre ‘el hecho de pintar’ del artista Munuera en la muestra PRAECISIO

El director del IVAM destaca el esfuerzo reflexivo sobre 'el hecho de pintar' del artista Munuera en la muestra PRAECISIOEl director del IVAM destaca el esfuerzo reflexivo sobre 'el hecho de pintar' del artista Munuera en la muestra PRAECISIO

El director del Institut Valencià d’Art Modern, José Miguel G. Cortés, ha presentado la exposición ‘PRAECISIO’ junto con el artista y comisario Nico Munuera (Lorca, 1974). La muestra reúne 14 obras en un proyecto creado ex profeso para la galería 6 del IVAM, en el que reflexiona sobre los límites de la pintura y el proceso de pintar como una vía de aprendizaje y conocimiento.

José Miguel G. Cortés ha destacado que es “una exposición aparentemente austera y sencilla, pero lleva tras de sí reflexiones y cuestionamientos muy complejos sobre el hecho de pintar”. La muestra se enmarca dentro de la línea expositiva del IVAM que promueve propuestas artísticas realizadas específicamente para el museo en las que siempre están presentes los vínculos con la ciudad de València.

“Antes de vivir en València yo no pintaba, por lo que mi relación con esta ciudad es total. Al plantearme la exposición quise reflexionar sobre los límites de la ciudad y el punto de partida es la idea de la cartografía como límite del mar, la línea de costa. Esos conceptos de representación, límite y pintura son los que subyacen en toda la exposición”, ha explicado Nico Munuera.

La exposición lleva por título ‘PRAECISIO’ (‘corte’ o ‘concisión’, en latín), e incluye trece piezas y un vídeo de 12 minutos en el que se observa cómo el mar dibuja sus límites sobre la costa, unos límites que van cambiando constantemente. “Esa incertidumbre es la que intento reflejar en mi obra”, ha comentado el artista.

El proceso creativo de Nico Munuera muestra en la galería 6 del IVAM una visión abstracta de la pintura en la que subyace la idea del paisaje y, por encima de todo, la propia pintura y su disfrute. A lo largo de la trayectoria de Nico Munuera, sus reinterpretaciones de la naturaleza han ido evolucionando y ganando en complejidad. Aunque el artista matiza que “yo no hago paisajes, pero habito en el paisaje; la pintura me ayuda a ver el paisaje”.

Ese proceso de pintar es otra de las obsesiones del artista de forma que la pintura se plantea como vía de aprendizaje. “Entiendo la pintura como un medio de conocimiento que me ayuda a entender lo que tengo alrededor. Yo soy un creyente de la pintura y del arte. La pregunta que hay que formular no es qué es la pintura, sino si crees en la pintura”, ha explicado el artista y comisario.

Un trabajo instintivo que se equilibra con un grado de cálculo matemático y medición, y que tal vez se explica porque Munuera empezó estudiando ciencias exactas que abandonó para licenciarse en Bellas Artes. “Me interesa medir a través de la intuición y la incertidumbre”, ha resumido el artista sobre su proceso de trabajo.

La muestra se inaugura este jueves en el salón de actos a las 20 horas, con una conversación previa, en la que el artista conversará con el crítico de arte David Barro.