Ford como ejemplo

VALENCIA NEWSVALENCIA NEWS

La factoría Ford de Almussafes, en la provincia de Valencia, es todo un ejemplo de lo que sí hay que hacer con la industria. Apoyarla. Esta semana se cumplen cuarenta años de la instalación de la factoría en la localidad valenciana, y a día de hoy sigue siendo uno de los principales motores de empleo de la zona. Su presidente asegura que hay Ford para rato en Valencia, y esperemos que así sea. Ximo Puig, como toca, se ha deshecho en halagos a los productores de vehículos radicados en La Ribera.

Durante su intervención, Puig ha destacado la aportación de la multinacional “con aproximadamente 3.000 nuevos empleos” durante los años de salida de la recesión económica, además de los más de 9.000 empleos directos y todos los indirectos que se han generado en el parque de proveedores de Ford. En este sentido, el jefe del Consell ha remarcado que el parque industrial, que ha cumplido recientemente 20 años, ha sido “una gran iniciativa” porque ha generado un “efecto de arrastre muy importante”.

El President de la Generalitat ha subrayado también que la industria del automóvil es un sector “anticipador de grandes cambios”, en el que ya se están aplicando tecnologías derivadas de la inteligencia artificial.

Cuidar y facilitar las cosas a los empresarios grandes es importante. Pero no podemos olvidar el fundamental papel de los pequeños y medianos, que al fin y al cabo son los que más empleo generan. A ellos nos debemos. Rebajas fiscales, eliminación de trabas administrativas innecesarias y burocráticas eternas. Trabajar y dejar trabajar debiera ser el lema de cualquier gobierno que se precie.

Sigamos el ejemplo de Ford y apostemos por la innovación y la fidelización de una marca. Lo necesitamos como agua de mayo, pues ya saben ustedes que en estos tiempos de escasez de empleo, más vale pájaro en mano, que ciento volando.