Ximo Puig anuncia la creación de dos fondos de apoyo financiero a las empresas valencianas para reforzar la recuperación económica

– El president subraya que el objetivo es «salvar a empresas para salvar empleos» y proporcionar una inyección de capital a firmas con potencial de crecimiento que faciliten la transformación del modelo económico
– Puig precisa que este apoyo financiero se materializará a través del Fondo Valenciano de Resiliencia y del Fondo de Competitividad, ambos gestionados por el IVF
– El Fondo de Resiliencia ayudará a empresas estratégicas de tamaño medio mediante operaciones de entre 1 y 25 millones de euros y el Fondo de Competitividad, dotado con 200 millones, reforzará la consolidación de empresas solventes

Ximo Puig, ha anunciado la creación de dos fondos de apoyo financiero a las empresas valencianas frente a las dificultades económicas derivadas de la crisis sanitaria de la COVID-19 tras reunirse con el conseller de Hacienda, Vicent Soler; el responsable del Instituto Valenciano de Finanzas, Manuel Illueca, y el secretario autonómico para la Unión Europea y Relaciones Externas, Joan Calabuig.

Puig «salvar a empresas para salvar empleos»

El president ha señalado que el apoyo financiero del Consell se materializará a través de un Fondo Valenciano de Resiliencia y de un Fondo de Competitividad, que serán gestionados por el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), y ha subrayado que el objetivo es «salvar a empresas para salvar empleos» porque «la Generalitat no se resigna a que se vayan cerrando empresas sin más».

El Fondo Valenciano de Resiliencia es un Fondo de Inversión, gestionado directamente por el IVF, que está destinado a reforzar la posición de solvencia de empresas estratégicas valencianas de tamaño medio, cuya situación se haya visto debilitada por la pandemia.

A estos efectos, el fondo contempla distintas modalidades de financiación: facilidades crediticias con distinto grado de subordinación, aportaciones en capital e instrumentos financieros híbridos, como los préstamos participativos o los préstamos convertibles en acciones. Las operaciones tendrán un importe de entre 1 y 25 millones de euros. Al objeto de impulsar el fondo, la Generalitat ha solicitado por carta al Gobierno de España que notifique a la Comisión Europea una ampliación del Marco Temporal Nacional de ayudas de estado, que permita incorporar las medidas de recapitalización recientemente introducidas en la normativa comunitaria.

Ximo Puig «Es fundamental buscar la fórmula que haga posible que empresas con dificultades por problemas de solvencia y que cuentan con buenos proyectos, que son además susceptibles de generar empleo, puedan continuar», ha manifestado el president.

Asimismo, la Generalitat tiene intención de crear un segundo fondo de inversión, el Fondo Valenciano de Competitividad Empresarial, al objeto de apoyar el crecimiento de las empresas valencianas con mayor potencial.

Mediante una aportación pública de 50 millones de euros, el IVF espera movilizar financiación por un importe total próximo a los 200 millones de euros, con la finalidad de realizar operaciones de inversión en el entorno de 10 a 15 millones. Este vehículo de inversión tendrá una gestión 100% privada, y corresponderá la designación de la gestora al Instituto Valenciano de Finanzas que, en las próximas semanas, pondrá en marcha un proceso de selección competitivo y abierto a los y las mejores profesionales del sector.

Se trata, en definitiva, según ha señalado del president, de poder facilitar una «inyección de capital a empresas con gran potencial de crecimiento que faciliten la transformación de nuestro modelo económico». «Lo vamos a hacer en todos los ámbitos posibles» y con los instrumentos al alcance, ha remarcado.