Bajo el hashtag #TwitterNosEcha, se quejan del cierre automático de cuentas tras recibir falsas denuncias en masa

Contactamos con Twitter España para conocer su postura tras las críticas y saber cómo funciona el protocolo

Un centenar de usuarios de Twitter ha difundido este jueves un manifiesto en el que expresan sus quejas con respecto a las políticas de penalización o restricción que aplica la red social, cuyo protocolo, aseguran, fomenta la censura, la difusión de ‘fake news’ y el cierre de cuentas injustificado. Sin embargo, desde Twitter España defienden que la plataforma representa la «libertad de expresión» y que su algoritmo vela por una conversación pública «saludable».

La crítica ha circulado a través del hashtag #TwitterNosEcha y ha sido impulsada por tuiteros que cuentan con miles de seguidores, como Barbijaputa, Anacleto Panceto, Anita Botwin, Cervantes FAQs o Gerardo Tecé, quienes pretenden ser un “altavoz” -dicen- para el resto de afectados.

Todos ellos aseguran haber sufrido alguna irregularidad en sus cuentas, como bloqueos o cierres preventivos, después de haber recibido denuncias en masa que atribuyen a personas contrarias a sus ideas políticas.

El protocolo de Twitter permite que los usuarios puedan apelar, pero la resolución no llega tan pronto como los usuarios querrían y repercute negativamente en sus perfiles sociales. Aunque de lo que más se quejan estos usuarios es de lo que suponen los bloqueos para la libertad de expresión.

Anacleto Panceto@Xuxipc


No importa que seas de izquierda, de derechas o solo hagas humor: a Twitter no le importa a la hora de bloquearte la cuenta en base a denuncias sin sentido @TwitterEspana

Señalan que hay grupos «de presión» que consiguen el cierre de cuentas

Precisamente, Twitter actualizó hace unas semanas sus medidas orientadas a garantizar que todas las personas puedan participar en la conversación pública de manera libre y segura. Sin embargo, los usuarios que firman el manifiesto opinan que el protocolo «no funciona correctamente» y permite que otros usuarios censuren sus cuentas.

Los afectados explican en sus propios perfiles que existen «grupos de presión» que, haciendo uso de las herramientas que Twitter ofrece para denunciar una infracción, consiguen que se cierren numerosas cuentas. Lo hacen denunciando de manera masiva, según comentan.

En este sentido, también critican que, a la hora de denunciar, Twitter no exija la identificación mediante algún documento legal.

“El problema no es que la ultraderecha nos intente echar de Twitter con métodos fraudulentos e ilegales (para eso les pagan), el problema es que Twitter se preste al fraude y lo acepte alegremente sin ningún tipo de control ni de seguridad”, denuncia la cuenta CervantesFAQs.

Otra conocida cuenta, la de Barbijaputa, ha insistido durante todo el día en que Twitter no solo les ha eliminado seguidores y seguidos, sino que además deshace retuits y suspende cuentas de forma automática. Aporta las estadísticas oficiales de Twitter para demostrar cómo ha decaído su influencia en los últimos meses.

Barbijaputa@Barbijaputa

Yo llevo la cuenta porque encima analytics de twitter me lo dice: en unos meses, más de 3000 seguidores menos. https://twitter.com/jm_clavero/status/1146728724131459072 

Chema Clavero@jm_clavero

Llevo días denunciando la desaparición de seguidores. Al principio era un goteo, desde hace unos tres meses es un chorro diario.#TwitterNosEcha

Barbijaputa@Barbijaputa

Estadísticas del último mes que me da Twitter. Esto es así desde que cambiaron el algoritmo para evitar acosos.
A mí me siguen acosando de la misma forma que siempre.

25 personas están hablando de esto

“La gran mayoría de usuarios de Twitter entiende esta red social como una gran vía de difusión de ideas y pensamientos. Coartar la libertad de expresión, favoreciendo a estos usuarios y lobbies, no hará sino provocar el goteo constante y cada vez mayor de bajas en Twitter. No pueden obviar un problema que afecta de manera indirecta a millones de usuarios”, subraya el manifiesto.

El hashtag #TwitterNosEcha, que ha sido Trending Topic durante unas 12 horas, también ha sido utilizado como muestra de apoyo por figuras conocidas más allá de la escena ‘tuitera’, como es el caso del político de Unidas Podemos Pablo Echenique.

“Twitter posibilitó romper la unidireccionalidad de la comunicación y empujó dinámicas de empoderamiento popular como el 15M. Hoy 100 tuiteros denuncian prácticas de bloqueo (con un claro sesgo ideológico) por parte de la empresa que van en la dirección contraria #TwitterNosEcha”, ha publicado Echenique en su cuenta.

El manifiesto cierra con dos frases muy claras: “Esperamos una respuesta clara por parte de Twitter. Esperamos que esta red social vuelva a ser lo que era”.

Twitter remite a sus normas

Esa respuesta oficial no ha llegado por el momento, pero RTVE.es ha contactado con Twitter España para conocer cuál es su postura tras las críticas y la contestación del equipo también es rotunda: “En Twitter hay libertad de expresión. Tenemos unas normas de uso y son muy claras”, apuntan desde la red social, remitiendo en todo momento a las políticas publicadas en su propia plataforma.

Los cambios en el algoritmo que se han realizado en los últimos meses y que han sido criticados duramente, «no afectan negativamente» a los usuarios, explican, sino que incluso han mejorado la forma de comunicar las infracciones.

Siempre que se toma una acción, se explican las razones que la motivan y se abre la posibilidad al usuario de apelar al respecto. La respuesta ahora, añaden desde Twitter, es «un 60% más rápida» que antes.

Durante los dos últimos años y dentro del objetivo de que la conversación pública sea “saludable”, detallan, han empezado a utilizar la tecnología para identificar las infracciones. Una de las claves es que no se centran solo en el contenido, sino en el comportamiento de las cuentas.

Pero siempre, precisan desde Twitter España, la última palabra la tiene su equipo humano. Cuando alguien denuncia un tuit a través del proceso tradicional, siempre lo revisan y deciden si infringe o no las normas, que se pueden consultar en este enlace.

No es la primera vez que esta red social recibe acusaciones de lo que se conoce como ‘shadowbanning’, pero insisten en que la plataforma no limita el alcance de las cuentas, independientemente de la opinión que expresen, por estar comprometidos con los principios de «apertura, transparencia e imparcialidad».

«Twitter es libertad de expresión y sería la antítesis a nuestros principios como empresa. Es una plataforma donde se pueden ver y escuchar voces de todo el espectro, de hecho existe el hashtag #TwitterNosEcha», subrayan.

Los tuiteros aseguran que el protocolo no funciona bien

Las declaraciones procedentes de Twitter no coinciden con lo que ha expresado también a RTVE.es esta tarde la tuitera y escritora Anita Botwin, una de las personas que firman el manifiesto y que más recalcan que existe dicha “censura”.

“Creemos que está funcionando mal su protocolo. Varias cuentas hemos sido atacadas especialmente por perfiles de extrema derecha. Nos reportan en base a algún tuit sacado de contexto y Twitter, en lugar de estudiar cada caso concreto, las cierra inmediatamente”, dice Botwin.

Pone como ejemplo el de un tuit en el que, por mencionar a Ana Mato, la exministra del PP, Twitter cerró la cuenta. Al parecer, el algoritmo entendió que la palabra «Mato» aludía al verbo matar y que, por tanto, se estaba haciendo “apología a la violencia”.

“Esto puede resultar ridículo, pero es como está funcionando. En otro caso me cerraron la cuenta por suplantar mi propia identidad. En algunos momentos es bastante kafkiano”, lamenta la tuitera.

Y asegura que “ninguna de las veces” en las que le han cerrado el perfil le han explicado los motivos.

“Nos encontramos desamparados ante esta situación y algunas personas usamos esta herramienta no solo como una vía más de expresar nuestras ideas, sino para difundir nuestro trabajo”, concluye Botwin, que seguirá esperando, dice, que Twitter se ponga en contacto con ellos.