El trabajo estadístico se efectuará en ocho días repartidos entre los meses de noviembre, julio y agosto

A pesar de su carácter anónimo, el estudio ha suscitado recelo entre los consumidores

¿Cómo evitar la cesión de los datos de localización de tu móvil?

El Instituto Nacional de Estadística (INE) comienza este lunes el estudio de los desplazamientos de los españoles a partir de los datos de sus teléfonos móviles, un trabajo que efectuará en ocho días repartidos entre los meses de noviembre, julio y agosto.

Aunque la información recogida será anónima, el trabajo estadístico ha suscitado recelos entre los consumidores.

El objetivo es analizar los desplazamientos durante cuatro días laborales de noviembre (del 18 al 21); un domingo (el 24 de noviembre); un festivo (el 25 de diciembre); y dos días de verano (el 20 de julio y 15 de agosto, también festivo).

El INE pagará medio millón de euros a Telefónica, Vodafone y Orange para desarrollar este estudio que ha despertado ciertas suspicacias, aunque las compañías dicen respetar plenamente la legalidad.

El INE únicamente recibirá información sobre cuántos dispositivos hay en cada «celda» en que la que se ha dividido el territorio nacional, sin que las operadoras ofrezcan información alguna sobre de qué números se trata o quiénes son los titulares.

Con los datos recabados, el INE podrá analizar aspectos como cuáles son los desplazamientos más habituales en el día a día, qué movimientos son más comunes en vacaciones o medir mejor la despoblación en el mundo rural.

«Los datos van a servir para analizar desplazamientos y luego revertir esta información en políticas más favorables para los ciudadanos», ha valorado en los micrófonos de RNE Sergio de Juan-Creix, abogado experto en derecho digital y profesor colaborador de la Universitat Oberta de Catalunya. «Es decir, básicamente para hacer ciudades más sostenibles».

«Este rastreo no debería violar la intimidad de los usuarios, porque se trata de datos anónimos», ha confirmado, «el INE no va a poder identificarnos, sino que únicamente verá una serie de puntitos que se van moviendo. Habrá como flujos agregados de desplazamientos».

El propio instituto estadístico lo explicaba así el pasado 29 de octubre, cuando se dio a conocer el novedoso estudio que comienza este lunes:  «con estos recuentos, para áreas de unos 15.000 habitantes de media, se podrá saber cuantos teléfonos están funcionando en un área a una hora y a otra, pero nada más».

Para todos los públicosLa mañana - El INE espiará nuestros teléfonos móvilesEl INE espiará nuestros teléfonos para recabar datos sobre movilidad

Big data

Esta es una de las primeras incursiones conocidas del INE en el ámbito del big data, que consiste en aprovechar los avances tecnológicos para combinar grandes cantidades de datos y extraer de ellos información útil.

Las operadoras implicadas también han precisado que la cesión de estos datos no vulnera la legislación vigente.

«Como experto en seguridad, aplaudo esta medida porque creo que va en línea con la revolución digital y la importancia de los datos, y hasta ahora el INE recababa datos con encuestas telefónicas, y hacerlo de esta forma me parece adecuado y acorde con el momento actual, aunque creo que no se ha informado como se debería», añade De Juan-Creix, entrevistado en Las Mañanas de RNE.

«Creo que ha habido un problema de transparencia, porque una cuestión tan delicada como esta, si se hubiese explicado bien, quizá se hubiese rebajado este temor de la ciudadanía».

De Juan-Creix: Me gustaría que cada usuario revisase su teléfono móvil y entonces se daría cuenta de cuántas aplicaciones ya le están rastreando.

«En general vivimos en la economía del dato, y ahora estamos muy preocupados porque el INE va a obtener información nuestra, que es anónima, pero me gustaría que cada usuario revisase su teléfono móvil y entonces se daría cuenta de cuántas aplicaciones ya le están rastreando«, ha valorado.

«La privacidad es importante y el ciudadano cada vez se está dando más cuenta de ello. Yo aconsejo acudir a los ajustes del teléfono y revisar todas las aplicaciones», ha concluido.

Ante el desarrollo de este trabajo y para garantizar la privacidad, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) pidió al INE información sobre los protocolos establecidos con las operadoras para la utilización de los datos.

La OCU pide un estudio «de forma agregada»

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ya advirtió a Efe el pasado 29 de octubre de que la localización de un teléfono móvil es de por sí un dato personal, según el Reglamento General de Protección de Datos, por lo que el hecho de que los datos sean «anonimizados» no sería suficiente y habría que garantizar que «se estudian de forma agregada», es decir, que en ningún caso se individualicen esos datos.

Telefónica aclaró entonces que «la normativa de Protección de Datos no resulta de aplicación a la información anónima inclusive con fines estadísticos o de investigación».

«La anonimización de los datos con fines estadísticos o de investigación es un tratamiento lícito amparado por el marco jurídico vigente, tanto en materia de protección de datos como de servicios de telecomunicaciones», añadió.

Igualmente, Orange explicó también a Efe que el proceso de «anonimización» impide cualquier identificación de usuarios, con lo que «no se transfiere ningún dato personal sino atributos como número de personas en una zona geográfica».

¿Cómo pueden evitar los usuarios este rastreo?

Vodafone, su filial de bajo coste Lowi, y Orange dan la posibilidad de que los usuarios no cedan estos datos.

Para ello, tienen que realizar una petición expresa acudiendo a cualquiera de sus oficinas, por correo postal o electrónico (Orange) o bien por medio de su aplicación móvil (Vodafone y Lowi).

Los clientes de Movistar no tienen la opción de oponerse a esta cesión anónima de sus datos. Por ello, si no quieren compartir esta información con el INE, solo tienen tres opciones, aunque cualquiera de ellas implica prescindir del servicio que tienen contratado:

– No usar la red móvil sino el wifi
– Utilizar el modo avión
– Apagar el móvil