Puig aboga por conectar los corredores mediterráneo y atlántico para lograr una mayor vertebración territorial y mejorar la competitividad

Puig aboga por conectar los corredores mediterráneo y atlántico para lograr una mayor vertebración territorial y mejorar la competitividadPuig aboga por conectar los corredores mediterráneo y atlántico para lograr una mayor vertebración territorial y mejorar la competitividad

El jefe del Consell subraya la necesidad de superar la concepción radial de las infraestructuras para adaptarse a la realidad del país

– El president solicita un nuevo marco político dialogado que permita planificar las redes de transporte sin “cortoplacismo”

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha abogado por conectar los corredores mediterráneo y atlántico para lograr una mayor vertebración territorial y una mejora de la competitividad. Puig ha asegurado que esta interconexión generaría “una mayor riqueza, más redistribuida y un mayor aprovechamiento del territorio”.

El president ha asegurado que ambos corredores necesitan financiación, evaluación, seguimiento y que haya un planteamiento común para la fusión de ambas infraestructuras.

El jefe del Consell ha realizado estas declaraciones en la mesa redonda ‘¿Cómo potenciar los corredores mediterráneo y atlántico?’ en el Salón Internacional de la Logística y de la Manutención (SIL), a la que también ha asistido el conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, Rafa Climent.

El jefe del Ejecutivo valenciano ha asegurado que, para que el Estado avance en competitividad logística, debe superar la concepción radial de sus conexiones. El president ha manifestado que “el centralismo no es inteligente” y que si se viviera en un país en red se produciría un desarrollo más eficiente.

En este sentido, Puig ha manifestado que es necesario crear un nuevo marco político dialogado para la planificación de las infraestructuras que huya del “cortoplacismo” y del “partidismo”. Además, ha añadido que, en materia de infraestructuras, se debería trabajar “con más inteligencia, de un manera más cooperativa y sin confrontaciones”.

“No se trata de actuar desde la confrontación de corredores”, sino que las infraestructuras “deberían ser acuerdos de Estado, que no funcionaran con criterios arbitrarios”, ha manifestado el president.

El jefe del Ejecutivo valenciano ha asegurado que España vive una “situación anómala”, que provoca que el Corredor Mediterráneo esté “profundamente atascado”. De esta manera, ha remarcado que “no es incompatible ningún corredor ni ninguna infraestructura”, pero ha defendido que hay que “priorizar las inversiones y los recursos”.