Los consumidores piden más controles para evitar el fraude y canales cortos de venta

Critican que el modelo comercial está escorado hacia las grandes superficies

Facua-Consumidores en Acción ha pedido al Ministerio de Agricultura que implante un modelo de doble etiquetado, que ofrezca información a los consumidores sobre el precio en origen de los productos, además del de venta al público, permitiéndoles conocer bajo qué condiciones y cuánto se está pagando a los productores y así fomentar una compra «informada y responsable».

Esta es una de las reivindicaciones que Facua ha trasladado al ministro, Luis Planas, en la reunión de este jueves junto a otras seis organizaciones de consumidores y una de cooperativas. Su directiva, Ángeles Castellano, también ha pedido más controles para evitar fraudes al atribuir características a los productos que realmente no poseen, como un origen falso, lo que supone competencia desleal y perjuicio a los consumidores,.

En este sentido, Facua ha afirmado que lleva años denunciando a empresas que presentan sus mercancias como originarias de España, cuando realmente proceden del extranjero.

Canales cortos de venta

Por otra parte, la asociación ha insistido en la defensa de un modelo comercial diversificado, donde se potencien los llamados canales cortos de venta, es decir, aquellos que permiten adquirir los productos en origen o en establecimientos que compran directamente a los productores, eliminando los intermediarios.

De esta forma, según Facua, se recuperaría el equilibrio «en un modelo demasiado escorado actualmente hacia las grandes superficies, que deja poco poder a los productores, que no pueden elegir a quién y bajo qué condiciones venden su mercancia». «Esto, además, también limita la libertad de los consumidores, que no tienen auténticas opciones de compra ni pueden saber las condiciones en que se ha negociado la intermediación», ha señalado.