La emisión bruta, la deuda total que se debe pedir, estará por debajo de los 200.000 millones por primera vez desde 2012

La menor emisión de deuda hace que el ahorro en el pago de intereses se estime en más de 2.000 millones este año

España tendrá que pedir a los mercados menos dinero prestado del que preveía a principios de año.

El Tesoro Público va a reducir la emisión neta de deuda hasta los 20.000 millones de euros, casi un 43% menos de lo calculado y la cifra más baja desde 2007.

Así lo ha anunciado la ministra de Economía y Empresa en funciones, Nadia Calviño, este jueves.

«El Tesoro va a reducir la emisión neta en 2019 en 10.000 millones de euros.

Esta reducción se suma a lo que ya anunciamos en abril por valor de 5.000 millones de euros, con lo que la emisión neta de este año se situará en 20.000 millones de euros, casi un 43% menos que la prevista a principios de año», ha explicado Calviño durante su intervención en la primera edición de los Desayunos Efeminista que organiza la Agencia Efe.

La reducción de la prima de riesgo y el hecho de que gran parte de la deuda española tenga ahora rendimientos negativos es la causa, según ha señalado la ministra, que también ha avanzado que la emisión bruta -el total de dinero que el país debe solicitar en un año- se situará «por debajo de los 200.000 millones de euros, algo que no ocurría desde 2012″.

Todo esto, ha asegurado Calviño, «generará un importante ahorro en el pago de intereses, estimado para este año en más 2.000 millones respecto a lo previsto a principios del año«.

Esta cantidad es, incluso, mayor a la de 2018, cuando los intereses se redujeron en 1.500 millones de euros.

«La confianza de los mercados internacionales es patente en los datos referidos a la deuda pública», ha manifestado Calviño, quien ha insistido en la buena labor que está llevando a cabo el Tesoro, que ha conseguido abrir nuevos mercados y ampliar la base inversora, incluyendo a los de mayor calidad.

España crecerá casi un 2% en 2020

Respecto al Producto Interior Bruto (PIB), Calviño ha asegurado que España seguirá liderando «el crecimiento económico de la UE» y que todo apunta a que crecerá cerca del 2% en 2020, en línea con la previsión actual del Gobierno del 1,9%, recoge la Agencia Efe.

Para este año, la titular de Economía en funciones ha asegurado que todos los organismos sitúan el avance de la economía española para este año entre el 2,2% y el 2,4%, en general por encima de la previsión del Gobierno del 2,2″, una cifra que la ministra ha calificado de «extremadamente prudente».

Respecto al mercado laboral, la ministra ha explicado que los datos de afiliación a la Seguridad Social y de paro registrado muestran una «ligera desaceleración en línea con lo esperado» y manteniendo tasas de creación de empleo por encima del crecimiento económico.

La ministra ha puesto en valor que los datos de afiliación se encuentran en máximos y, por primera vez, «sin una burbuja en el sector de la construcción», si bien ha considerado «uno de los principales problemas» que abordar por el Gobierno los 3,3 millones de desempleados del país.