Rus insta a reflotar la economía con la creación de empleo

declaraciones de Rus ante las informaciones que se están dando de su persona.

  El presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, ha defendido la necesidad de “reflotar la economía con la creación de puestos de trabajo” y ha recordado que la corporación impulsará, con un presupuesto de 2,5 millones de euros, una nueva edición del Plan de Empleo Conjunto de la Administraciones, promovido por la Generalitat en colaboración con los ayuntamientos.

   Con este proyecto se espera “poder contratar a más de 6000 personas durante cuatro meses”, ha aseverado el presidente de la corporación provincial a través de un comunicado.

   Rus ha explicado que la Generalitat Valenciana financiará el 33 por ciento del coste del proyecto, las diputaciones el 33 por ciento y los consistorios el 3 por ciento restante, y todo se canalizará en base a las corporaciones provinciales.

   En concreto, en la provincia de Valencia, cada una de las tres partes aporta un tercio del presupuesto total del plan, hasta un importe total de 7,5 millones de euros.

   Igualmente, la diputación gestionará la distribución directa a los ayuntamientos de las subvenciones económicas para fomentar la contratación en sus municipios. Las ayudas distribuidas a cada ayuntamiento servirán para la contratación de personas desempleadas, inscritas como demandantes de empleo en los centros del Servef de la Generalitat en el momento de la publicación de la convocatoria por la Diputación y hasta el momento mismo de la contratación.

   Según el presidente Rus, “el plan de choque empresarial entrará en vigor a finales de este año y principios de 2015”. Asimismo, ha anunciado que desde la Diputación han decidido crear un plan bienal 2014-15 con el objetivo de mantener o ampliar la plantilla de las empresas de nuestra provincia.

   Con este programa, las compañías privadas pueden mantenerse con el mismo personal gracias a los contratos sufragados por la corporación provincial durante dos años. Los trabajadores serán contratados para la ejecución de obras o servicios de interés general y social, como servicios de utilidad colectiva, servicios culturales y de ocio y servicios personalizados cotidianos. En esta línea, Rus ha explicado que la administración pública debe “apoyar a las personas en estos momentos complicados”.