PNL

Raquel Casasús. El huecoRaquel Casasús. El hueco

La PNL (Programación Neurolingüística) es una herramienta que nos puede ayudar a nosotros como a nuestros hijos en diversas áreas de la vida.

Una de las prácticas que ya comenté anteriormente en otros artículos es la de ser conscientes si tanto nosotros como nuestros hijos somos auditivos, kinestésicos o visuales, de manera que con esta  información podemos ser más asertivo y captar la atención a la hora de informar  o comunicar algo. Estaría muy bien que se aplicarán recursos de estos en las aulas para que los maestros fueran más asertivos con el alumno y dirigirse a cada uno a través del canal de comunicación que mejor le viniera dependiendo si fuera kinestésico, auditivo o visual. Tanto para captar información y obtener una buena comunicación entre ambos como para memorizar la materia exigida.

El pensamiento y el lenguaje como herramienta de la PNL , el lenguaje que sea negativo hará que sea más difícil aprender, si empezamos diciendo” yo no puedo hacerlo es muy  difícil”, no será igual si me digo” puedo hacerlo parece fácil”, luego hay que tener muy en cuanta el lenguaje que nos decimos y al que se habitúan nuestros hijos a la hora de ponerse en el estudio. Gestionar el pensamiento también es muy importante para que no existan agobios por pensar en las infinitas cosas que debo hacer, ponerse un límite de tres ; es decir, llegar a casa, merendar y ponerme a leer dos hojas, una vez cumplido el objetivo de la lectura, paso a pensar en ponerme hacer mates u otra asignatura. Utilizando así la pnl como herramienta de  motivación tanto con el lenguaje como en la descarga de agobio, mientras exista motivación se llegará al objetivo si  es que verdaderamente se quiere conseguir.

Otro hábito bueno es centrarnos en el presente, me centro en lo que tengo que hacer ahora “estudiar las divisones”, me centro en como me sentiré dependiendo de cuál sea el resultado, si es positivo me siento bien mientras que si es negativo tendré otro sentimiento. Podremos exagerar la situación, es decir, hacerles conscientes de todos los mínimos detalles que ocurren al haber sacado un buen resultado y como son esos sentimientos  cuando el resultado es mínimo, describir cómo se siente con respecto a él/ella mismo y ante el entorno donde se encuentra es un buen ejercicio.

Una herramienta más es como memorizar,  yo con los niños con los que trabajo utilizo la técnica de escribirlo y memorizarlo, una vez aprendido repetirlo a la media hora, luego a las seis horas y por último al día siguiente.

Una vez tenemos una calendario de exámenes  lo más importante es hacer un planing de estudio de las asignaturas, podemos dividirlos en días, a cada asignatura ponerle un color, calcular el  tiempo que estimado  para cada materia  y hacer cinco minutos de descanso entre una y otra.

Feliz dia!

Es una colaboración de

Raquel Casasús. PNL

Raquel Casasús. PNL