Objetivo: Ahorrar energía

La Diputación de Valencia dispone de un remanente de 50 millones de euros que tiene previsto invertir este año en proyectos que permiten el ahorro en energía y gasto corriente de los ayuntamientos y garantizan así la sostenibilidad presupuestaria futura.

Esa cantidad se ha sacado de los 150 millones que la corporación provincial dispone “de la incorporación de remanente de tesorería de un año a otro, que pasan al siguiente como obligaciones”, según ha explicado a EFE el diputado de Economía y Hacienda, Máximo Caturla, quien ha incidido en que al final “la cifra se podría incrementar”.

Según el diputado esta inversión permitirá reducir el gasto corriente y de funcionamiento de los ayuntamientos, lo que, a su juicio, “les ayudará muchísimo porque se consiguen muy buenos resultados de ahorro”.

Siguiendo las directrices del presidente Rus, la Diputación tiene previsto destinar 33 de esos 50 millones a tres programas provinciales: el programa 80/20 para renovar calderas y quemadores, el plan de eficiencia energética para edificios municipales y el novedoso plan de revisión de los contratos eléctricos en edificios municipales.

En concreto, invertirá 20 millones para que los consistorios que lo deseen puedan cambiar sus calderas de gasóleo, gas o eléctricas y sus quemadores por otras que funcionan con fuentes alternativas procedentes de la biomasa como los “pellets” -elaborados a partir de serrín seco sin aditivos- o las mixtas y las solares.

Comparados con sistemas energéticos menos eficientes y más caros como la electricidad, aunque también comparado con gasoil o gas, estos nuevos sistemas con biomasa permitirán a los consistorios ahorrar hasta un 50 % en climatización, según las mismas fuentes.

Además, se gastarán 10 millones de euros en el plan de eficiencia energética para edificios municipales, que permitirá la sustitución de las bombillas tradicionales de interior por otras con tecnología led y que producirá un ahorro estimado de gasto eléctrico a los consistorios del 40 %.

La Diputación invertirá igualmente 3 millones de euros en el plan de revisión de los contratos eléctricos en edificios municipales que permitirá optimizar los contratos a través de un programa informático que estudia la potencia y el consumo de cada ayuntamiento y hace un estudio inmediato de todas sus opciones.

Este servicio les garantiza un “ahorro inmediato, que puede llegar a ser de hasta el 40 %”, según han explicado fuentes de la corporación provincial.

Estos planes se ofertan a través de la Central de Compras de la Diputación, que saca a concurso los servicios, que son contratados por los ayuntamientos asociados a los que les interesa.