El 12,6% de los trabajadores quieren cambiar de empleo

Más de 81.200 trabajadores de la Comunidad Valenciana se encuentran buscando otro empleo para mejorar su situación laboral o compatibilizarlo con el que ya tienen, según se desprende del estudio que Randstad ha elaborado a partir de datos oficiales publicados por el Servicio Público de Empleo Estatal correspondientes a los meses de enero entre 2010 y 2015.

Así, según ha informado la empresa en un comunicado, el dato de trabajadores que buscan otro empleo en la Comunidad supone el 12,6 por ciento del total de demandantes de empleo de la autonomía, un 0,1 por ciento menos respecto a 2014.

Además, la tasa de profesionales ocupados que demandan otro empleo en las provincias valencianas oscila entre el 15 y el 12 por ciento, y es Castellón la provincia que mayor tasa registra con un 15,8 por ciento.

En concreto, cuando se analizan estas cifras por provincias, se detecta que Castellón, Valencia y Alicante registran tasas del 15,8 por ciento, 12,3 por ciento y 12,1 por ciento, respectivamente mientras que, respecto a valores absolutos, los datos de Valencia y Alicante que cuentan con más 30.000 trabajadores en esta situación.

Según ha indicado la empresa, “por primera vez en los últimos seis años el volumen de trabajadores que se encuentra buscando otro empleo a nivel nacional ha crecido” y ha puntualizado que este análisis ha sido elaborado a partir de datos oficiales publicados por el Servicio Público de Empleo Estatal correspondientes a los meses de enero entre 2010 y 2015.

Por su parte, el mercado laboral nacional registra 843.000 demandantes de empleo que se encuentran trabajando, este dato representa al 14,3 por ciento del total de demandantes de empleo registrados. El año pasado el ratio era menor, del 13,9 por ciento, y había sufrido una caída prolongada desde 2010, cuando superaba el 17 por ciento.

“El aumento de la confianza, la mejora de las tasas de ocupación y la creación prolongada de puestos de trabajo” son los factores que, según la entidad, han provocado que haya un mayor optimismo en la búsqueda de empleo. De esta manera, 2015 registró el primer aumento de trabajadores que buscan otro empleo desde 2010.