Agustín Carrilero: “Lo mejor es salir de tu zona de confort para aprender”

Agustín Carrilero. Director ESIC Business and Marketing School Comunidad ValencianaAgustín Carrilero. Director ESIC Business and Marketing School Comunidad Valenciana

Agustín Carrilero se convirtió en 2016 en director del campus de la Comunidad Valenciana de ESIC tras más de dos décadas como profesor

Agustín Carrilero nació en Torrent hace 51 años, aunque según confiesa se considera manchego ya que toda su familia es de allí.

Desde 2016 compagina su pasión por la docencia con la dirección de ESIC, una de las escuelas de negocios más prestigiosas a nivel nacional y con el campus en la capital del Turia.

Carrilero señala que entre sus hobbys se encuentra practicar deporte, pasear por la montaña y el Yoga, actividad que le ha ayudado a saber dar pasos más despacio pero firmes, a no ir tan deprisa y atender lo que realmente es importante.

“Hay una frase que me dijo mi padre y que recuerdo perfectamente: Dios nos dio dos orejas y una boca para escuchar el doble de lo que hablamos. A veces se me olvida…”

Agustín está casado y tiene dos hijos, sus perros, Bimba y Lola, completan una familia a la que le encanta Xeraco como lugar de escapada.

Un paseo por la docencia

¿Cómo ha cambiado la docencia desde que comenzó a impartir clases hace más de dos décadas?

Hoy en día el profesor lo tiene muy difícil. Hace 22 años entrabas en clase y aportabas conocimiento.

Ahora el alumno tiene en Internet toda la fuente de conocimiento, si quiere puede acudir a clase con el temario leído.

El profesor lo que debe hacer es coordinar y fomentar las dinámicas de debate para establecer diferentes criterios y opiniones sobre el tema objeto de la clase.

Lo que se busca es trasformar al alumno. Si antes de formarte puedes dar 7-8 variables para resolver un problema que se te plantea, cuando termines de formarte deberías tener 14-15.

Sin embargo, lo importante es que sepas el orden de esas variables para que la solución al problema sea la más adecuada, solida, robusta y bien construida.

¿Cómo se ha ido adaptando a ese cambio en la docencia?

Lo he vivido bien pero porque siempre me ha gustado dar clase.

Recuerdo que con 18 años daba clases particulares junto a mi hermana y muchas veces canjeaba con ella dar sus clases para que ella me hiciera las tareas de la casa.

Cuando algo te gusta no cuesta adaptarte o cambiar porque vives con la ilusión de entrar en el aula a disfrutar y aprender de los alumnos.

Para mi ha sido una adaptación innata. He intentado ser receptivo y sensible a lo que el alumno necesitaba y acompañarlo con la inquietud lógica que cualquier profesor debe tener por seguir formándose.

¿Cómo se define como profesor?

Como una persona que entra en clase e intenta pasárselo bien. Intento humildemente dar mi opinión sobre las soluciones a determinados problemas con la perspectiva de alguien que tiene canas.

A lo largo de la vida profesional me he equivocado muchas más veces de lo que he acertado. Creo que se aprende mucho más de los errores que de las cosas que haces bien ya que las que haces mal intentas ponerlas encima de la mesa para mejorar.

¿Y qué ha aprendido de sus alumnos?

He aprendido muchas cosas de muchos. Cada uno, lo sepamos o no, tenemos una ventaja diferencial. Siempre he intentado aprender de ellos la forma que tienen de buscar la solución a los problemas.

Lo mejor es salir de tu zona de confort para aprender. Escuchar a diferentes personas, ampliar el espectro y contrastar formas de pensar. De disciplinas diferentes. Siempre que me enfrento a un alumno no lo hago pensando que lo sé todo.

 

Los alumnos de ESIC

¿Cómo son esos alumnos de los que presume ESIC?

No tiene nada que ver el alumno de grado con el de postgrado. Los de grado son personas que apuestan por una formación de nivel, que son exigentes en su carrera profesional y por eso eligen esta escuela.

Valoran la excelente formación que reciben en ESIC, a pesar del coste, la exigencia y el esfuerzo que se les pide.

Ese esfuerzo que realizan en las aulas es aplicable en una empresa real. Nuestros alumnos están en contacto con el mercado, el cliente, el producto, las redes sociales… y los proyectos que desarrollan son completamente aplicables.

El de postgrado pertenece a empresas de un tamaño mediano-grande de la Comunidad Valenciana que ocupan un grado de responsabilidad intermedio y que buscan un postgrado para pasar de ese puesto intermedio a uno de dirección.

¿Qué ventajas adquiere un alumno de ESIC?

Se podría hablar de muchos aspectos que al final son ventajas pero todas estas acreditaciones que hemos ido consiguiendo y manteniendo en el tiempo ha sido posible por la empleabilidad que tienen nuestros alumnos.

Las acreditadoras miden la evolución de la empleabilidad de nuestros alumnos desde el momento en que entran hasta que acaban sus estudios. Tenemos un grado de empleabilidad del 93%, así que es un éxito.

ESIC, garantía de éxito

¿Cómo ha evolucionado ESIC desde que accede a la dirección?

Ha sido una evolución muy positiva a nivel nacional y local. Esto se puede llevar a tres grandes ejes que son los mismos en los que formamos: grado, postgrado y executive.

En la parte de grado hemos seguido incrementando el número de titulaciones y ha funcionado muy bien. Sobre todo nuestro título propio (Título Superior en Dirección de  Marketing Global), que sin duda es un gran referente en el mercado, y que estamos constantemente actualizando con las últimas tendencias de mercado.

En postgrado tenemos hitos importantes como ser la primera escuela de negocios que cuenta con 4 másters con acreditación EPAS y también hemos logrado la acreditación AMBA.

Esto nos ha llevado a dotar al área de postgrado a un nivel de reconocimiento internacional muy importante.

Dentro de executive hemos logrado un paso importante porque es una formación más directiva de comités de dirección, personal muy cualificado y con dos partes muy importantes en la parte digital y marketing.

¿Qué le ha aportado Agustín Carrilero a ESIC?

Puede que mi forma de ser. He intentado compartir como entiendo la educación. Creo que soy una persona que le pone pasión a las cosas, a veces excesiva pasión, y se puede entender como que exijo mucho. Sin embargo, me exijo a mi mismo y me gusta que las personas que comparten el día a día tengan esa ilusión.

Venir a trabajar con esa ilusión es fundamental, nos tenemos que alimentar de esos aspectos que vienes a trabajar y a cubrir retos.

Agustín Carrilero señala que la escuela evolucionará hacia donde evolucione el mercado.

Agustín Carrilero señala que la escuela evolucionará hacia dónde evolucione el mercado.

Se ha pasado a una formación mucho más practica en todas las áreas…

Nuestra formación es practica y muy cercana a la realidad de la empresa actual, es nuestro sello de identidad.

Tenemos una parte que soporta académicamente la escuela con investigación, con profesores que forman parte del claustro y que trabajan en la publicación de artículos científicos para actualizar sus conocimientos con el objetivo de acreditación.

También tenemos un claustro profesional importante que esta formado por directivos de compañía que trasladan en el aula lo que está pasando en el día a día de la empresa.

¿Cómo es el profesorado de ESIC?

Nuestro claustro de profesores son personas cercanas y accesibles. Esto es lo que buscamos en un profesor y lo que siempre valoran nuestros alumnos.

Cuando buscamos profesores los valoramos desde el curriculum pero no es lo que más pesa.

Lo que más valoramos es que tenga esa capacidad de comunicar y los valores que le van a llevar a esa proximidad, cercanía y accesibilidad con el alumno que forma parte del sello de ESIC. El profesor no debe de preocuparse de enseñar debe preocuparse de si los alumnos aprenden.

No queremos profesores que den clases porque cobren un sueldo, queremos profesores que se sientan identificados con los valores de esta casa.

¿Qué valores transmiten a los futuros directivos?

Un directivo es un resultado de aptitudes y de actitudes. Trabajamos a lo largo de los años estas dos características. Un curriculum es algo estático pero tienes que trabajar las aptitudes y las actitudes ya que evolucionan con la persona mientras están aquí. Estos valores son indispensables para triunfar en la empresa.El aula debe de convertirse en un espacio para descubrir y para generar conocimientos.

¿Hacía dónde evolucionará ESIC en los próximos años?

La escuela evolucionará hacia dónde evolucione el mercado. Con tantos impactos que recibimos creo que al final la educación volverá a valores humanistas y hasta de antropología. Parece que todo cambia, pero lo esencial no cambia.

La empresa, al final, te exigirá el contacto con las personas. Al final las empresas valorarán a sus empleados por el trabajo que realizan y lo bien hecho que está no por la cantidad de cosas que son capaces de hacer en el menor tiempo posible.

El mercado posiciona a ESIC como la escuela de negocios referente en marketing.

Nosotros nos encontramos cómodos con ello porque empezamos por ahí. Hemos sido consecuentes estos 55 años en mantenerla y no renunciar a ella.

Somos la única escuela de negocios que se define con marketing o área funcional. El marketing transversalmente arrasa con todas las áreas funcionales de una compañía y a parte evolución en áreas funcionales.

Hablemos de la importancia de hacer marca

 ¿Qué es hacer marca?

Hacer marca es cumplir las promesas, es ganar en confianza. Si no hay confianza no hay marca y esto se logra cumpliendo las promesas que le has hecho al potencial cliente antes de que adquiriera tu producto.

¿Qué es lo más importante para lograr hacer marca?

No es lo miso conocer una marca que sentirla. Cuando tu sientes una marca lo que estás sintiendo son los valores de la marca, te identificas con ellos, por lo que los tuyos como persona están alineados con los de la marca. Muchas veces que conozcas la marca no significa que la compres.

¿Cómo debe transmitir la marca su mensaje?

Como marca lo que digas tiene que ser relevante. Esto es así porque actualmente vamos muy deprisa, existe tal avalancha de información y comunicación que no estamos dispuestos a conceder muchos segundos de escucha.

La empresa tiene que tener la capacidad de dar un mensaje corto y que llegue al corazón.