El plan de reducción de plantilla de Ford en Europa apenas afectará a España

El plan de reducción de plantilla de Ford en Europa apenas afectará a España

El presidente de Ford en Europa, Oriente Medio y África, Jim Farley, ha asegurado que España quedará fuera de la mayor parte del plan de reducción de plantilla que está llevando a cabo la compañía en el continente europeo y que contempla la salida, a través de bajas incentivadas y jubilaciones anticipadas, de unos 10.300 efectivos.

En un encuentro con prensa en el Salón del Automóvil de Ginebra, el directivo señaló que este programa voluntario de separación que se está implementando en la región europea, con el que se prevé experimentar un ahorro anual de más de 180 millones de euros, se concentrará, en un 95%, en las instalaciones que posee la corporación del óvalo en Alemania y Reino Unido.

Por otro lado, Samardzich se mostró satisfecha con la evolución productiva experimentada por la factoría del grupo en Almussafes (Valencia) durante el año pasado, con una producción de cerca de 400.000 unidades. La directiva señaló que este centro cuenta con un alta eficiencia y con una base de proveedores sólida.

“Es un buen problema para esta industria tener una planta increíble con una gran carga de trabajo y con grandes oportunidades de optimizar la forma en que trabajan”, añadió, mientras que Farley apuntó que los vehículos que se fabrican en los centros de Almussafes y de Turquía son de los más rentables para la empresa.

Por otro lado, Farley destacó que Ford vive una “gran situación” en la producción y en las inversiones que ha realizado en Valencia. Además, resaltó que el mercado español es, probablemente, el de mayor crecimiento en Europa, aunque está muy determinado por el segmento de empresas de alquiler y por vehículos del segmento B y en el que existe una gran competencia en términos de precio.

“Tenemos un negocio sostenible en España. La huella industrial es una parte de él y hay que ver cómo evoluciona la industria en el país”, añadió el directivo, que apuntó que la compañía quiere mejorar un 7% la eficiencia en Almussafes, a través de reducciones de gastos y también renegociando con los proveedores, al igual que en otras factorías del grupo.

Por otra parte, el máximo responsable de Ford en Europa afirmó que la compañía reforzará su presencia en los segmentos de mercado en los que vea mayores posibilidades de crecimiento y resaltó que uno de ellos es el de los crossovers y todocaminos. Así, la firma estima triplicar las ventas de este tipo de vehículos entre 2013 y 2016, con unas 200.000 unidades al cierre del año actual.