El Gobierno cambiará la ley para que la banca pague el impuesto de las hipotecas y “nunca más” los españoles

El Gobierno cambiará la ley para que la banca pague el impuesto de las hipotecas y "nunca más" los españolesEl Gobierno cambiará la ley para que la banca pague el impuesto de las hipotecas y "nunca más" los españoles

El Gobierno pide responsabilidad a la banca para no repercutir el coste del impuesto en los préstamos

Anuncia también la creación de una autoridad independiente para proteger a los clientes financieros

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este miércoles que cambiará la ley para que sea la banca, y no el cliente, la que pague a partir de ahora el impuesto de actos jurídicos documentados (AJD) de las hipotecas, después de que el Tribunal Supremo fijara este martes que tenía que ser el comprador quien se hiciera cargo de dicha tasa.

En una rueda de prensa tras reunirse con parte de su equipo para analizar el fallo del Supremo, Sánchez ha explicado que la decisión ha sido adoptada para que “nunca más los españoles paguen por este impuesto” y para “garantizar un escenario previsible y estable en interés de todos los implicados”.

Para ello, ha asegurado que este jueves el Gobierno en su Consejo de Ministros aprobará un real decreto ley, que deberá ser convalidado posteriormente por el Congreso, para dar “seguridad jurídica” a todos los que quieran comprar una vivienda, y hacer que este impuesto lo pague la banca y no la ciudadanía.

Para todos los públicosPedro Sánchez: "Nunca más los españoles pagarán el impuesto de las hipotecas, pagará la banca"Pedro Sánchez: “Nunca más los españoles pagarán el impuesto de las hipotecas, pagará la banca”

Pocas horas después de conocerse la decisión del Supremo, Sánchez se ha reunido en el Palacio de la Moncloa con su vicepresidenta, Carmen Calvo, y los ministros de Economía, Nadia Calviño; de Hacienda, María Jesús Montero, y de Fomento, José Luis Ábalos, para analizar el fallo del alto tribunal que dio marcha atrás después de que el pasado 18 de octubre decidiera que la banca tenía que asumir el coste del impuesto.

Espera que el Congreso convalide su real decreto

El jefe del Gobierno se ha mostrado esperanzado con que todos los grupos parlamentarios ratifiquen el real decreto en el Congreso, después de que la oposición se haya mostrado a favor de cambiar el impuesto sobre las hipotecas.

Por contra, Sánchez ha negado que su voluntad sea eliminar esta tasa, pues ha asegurado que para ello se debería hablar con los presidentes autonómicos, ya que es una competencia transferida a las comunidades.

“Hay un partido que dice que hay que suprimir un impuesto que nutre las arcas de las comunidades y cuando yo hablo con los presidentes autonómicos lo único que me piden son más recursos económicos, así que no me cuadran las cuentas. Tendrán que ser coherentes y decir que si quieren menos recursos, quieren también tener un menor Estado de bienestar”, ha señalado.

Asimismo se ha dirigido a Unidos Podemos, que ha convocado una manifestación ante el Supremo el próximo sábado, y ha recordado a la formación de Pablo Iglesias que la oposición se debe hacer “en las instituciones”.

Pide que la banca no traslade el impuesto al cliente

Por otro lado, ha apelado a la responsabilidad de la banca para que no repercuta el coste del impuesto a los clientes. Y es que en las últimas semanas las entidades bancarias han planteado que tendrían que revisar su oferta hipotecaria si tenían que hacerse cargo de la tasa, lo que se entiende como un posible encarecimiento de las hipotecas.

Además, ha anunciado también que se creará una “autoridad independiente que refuerce los derechos de los ciudadanos en el sector financiero”. Según Sánchez, este organismo servirá para reforzar la protección de los ciudadanos “ante posibles abusos” y podrá “resolver conflictos” en el sector financiero.

Tanto la reforma de la ley para cambiar el sujeto pasivo del impuesto de Actos Jurídicos Documentados como la creación de la Autoridad independiente de protección a clientes financieros entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el BOE.

Pide “autocrítica” al Poder Judicial

Ayer habló el Poder Judicial y hoy y mañana lo hace el Poder Ejecutivo“, ha afirmado rotundo el Presidente del Gobierno, que ha empezado su intervención mostrado su “respeto” a la “labor y la independencia de la Justicia”.

Sin embargo, ha lamentado también “la situación generada” por el Supremo, por lo que le ha reclamado que haga “autocrítica” sobre lo ocurrido porque, ha afirmado, “no es positivo ni para las entidades financieras, ni para los jueces, ni para los ciudadanos”.

También ha criticado que el alto tribunal haya “tenido pendiente a todo el sector financiero y a la mayoría de los ciudadanos” durante las dos últimas semanas, pero aún así, Sánchez no cree que este asunto vaya a “minar la credibilidad” de la justicia, porque “nada tiene que ver una cosa con otra”.

Preguntado sobre la posibilidad de que los ciudadanos que han pagado el impuesto hipotecario pudieran reclamar en los tribunales su devolución por responsabilidad patrimonial del Estado, Sánchez ha recordado que las reglas fiscales “no obedecen al principio de retroactividad”, pero ha añadido que los ciudadanos también “están en su derecho” de acudir al Tribunal de la UE.