El Consell endurece los pagos a través de la caja fija y reduce el límite de fondos disponibles del 12% al 7% de los gastos de funcionamiento

Oltra pide que la igualdad real pase del plano teórico y sea una realidad en el día a díaOltra pide que la igualdad real pase del plano teórico y sea una realidad en el día a día

El nuevo decreto también veta los pagos individualizados a través de esta vía de más de 5.000 euros, cuando la normativa de 1998 fijaba el tope en 12.000 euros

– No podrán pagarse mediante caja fija gastos de publicidad y propaganda, estudios técnicos, ni la edición y distribución de publicaciones institucionales

El Pleno del Consell ha aprobado un decreto que endurece y limita el uso de los fondos de la caja fija de la Generalitat, al tiempo que aumenta la transparencia y la eficiencia en la gestión de esta forma de pago.

La flexibilidad de la normativa que regulaba la caja fija en la Comunitat Valenciana llevó, en anteriores etapas, a un uso de los fondos excesivo y dudoso, algo que ahora se quiere evitar.

La nueva normativa sobre la caja fija, que se enmarca en la Ley de Transparencia, Buen Gobierno y Participación, sitúa los límites para la disposición de estos fondos en línea con la normativa vigente en la mayoría de comunidades autónomas y en el Estado.

Así, la cuantía global del fondo de la caja fija no podrá exceder el 7% del total de créditos iniciales del capítulo II (Compra de bienes corrientes y gastos de funcionamiento), un límite que antes se situaba en el 12% y que abarcaba a además tanto el citado capítulo II como el VI (Inversiones reales).

Además, con el nuevo decreto no se podrán realizar, con cargo a los fondos de la caja fija, pagos individualizados por importes superiores a 5.000 euros, cuando la anterior norma, que databa de 1998, fijaba el tope en 12.000 euros. Asimismo, se establece taxativamente la prohibición de fraccionar estos pagos.

Pagos en caja fija reservados a gastos periódicos o repetitivos

El decreto introduce una regulación más estricta en la autorización del pago de determinados gastos a través de esta vía. En concreto, fija que no podrá aplicarse el sistema de anticipo de caja fija a los gastos correspondientes a publicidad y propaganda, salvo los derivados de la publicación en diarios oficiales y en la prensa local cuando sea preceptivo al tratarse de anuncios informativos por licitaciones, subastas, edictos y cambios de localización.

Tampoco se podrán pagar mediante la caja fija estudios y trabajos técnicos, ni gastos de edición y distribución de publicaciones institucionales, ni gastos que se englobaban en el subconcepto 227.99 “Otros trabajos realizados por empresas y profesionales”.

De este modo, el acceso a los anticipos de caja fija queda reservado a los gastos periódicos o repetitivos, como los referentes a dietas, gastos de locomoción, material no inventariable, conservación, tracto sucesivo y otros de similares características.