Este viernes 29 de noviembre llega el Black Friday. Lo que supone un gran atractivo para consumidores, tanto en el mercado online como en comercios físicos. De origen estadounidense, se celebra después del día de acción de gracias, y debe su nombre a que en muchos comercios cambian sus balances en números rojos por ganancias, en color negro.

La tradición traspasó hace años las fronteras y se ha trasladado a España y supone el arranque de la campaña navideña. Para que el Black Friday se desarrolle con normalidad las asociaciones de consumidores, como la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), advierten sobre una serie de consejos de recomendación a la hora de realizar las compras.

1. Comparar antes de comprar

A la hora de realizar una compra, el mismo producto puede encontrarse por precios muy diferentes en función del comercio escogido, tanto en internet como en grandes almacenes.

2. Realizar una lista 

Es conveniente preparar una lista previa de lo que realmente se necesita. En campañas como estas, los consumidores tienden a comprar compulsivamente dejándose llevar por los aparentes descuentos.

3. Oportunidad para los productos más caros

Los grandes descuentos en los precios que los comercios realizan durante la semana son una oportunidad para comprar aquellos productos más costosos, por ejemplo los electrónicos.

4. Tarjetas seguras para la compra online

Para el uso de compras por internet, emplear tarjetas de uso exclusivo. Ya sean de prepago, crédito o Paypal. Y evitar, en la medida de lo posible, evitar realizar transferencias bancarias si el vendedor no inspira fiabilidad.

5. Comprobar las direcciones

Antes de comprar por internet es importante comprobar siempre la URL, es decir, la dirección del portal de internet a través del cual se está realizando la compra. Para más seguridad se puede comprobar la dirección física del vendedor.

6. Devoluciones online

En compras por internet, se dispone por ley de 14 días para arrepentirse y devolver el producto sin argumentación previa, siempre y cuando no haya sido abierto o modificado.

7. Guardar el comprobante de compra

Conservar siempre el tique de compra o recibo para posibles devoluciones del producto. En caso de abrir el producto sólo se podrá cambiar por un producto idéntico.

8. Productos más baratos, no de peor calidad

Los productos rebajados tienen que tener la misma calidad que habitualmente. La ley no permite la venta de productos defectuosos como rebajados.

9. Las garantías, siempre las mismas

Aunque haya grandes descuentos, las garantías son las mismas de siempre. En caso de comprar un producto defectuoso de fábrica, el comercio está obligado a la devolución del importe.

10. Etiquetado original

Junto al precio rebajado debe aparecer siempre etiquetado el precio original, el porcentaje de la rebaja efectuada o ambas cosas, tanto en grandes almacenes como en comercios online.