Climent muestra al Observatorio de la Industria la necesidad de planificar una Ley de la Industria

Climent muestra al Observatorio de la Industria la necesidad de planificar una Ley de la IndustriaCliment muestra al Observatorio de la Industria la necesidad de planificar una Ley de la Industria

Se invertirán 55,3 millones de euros para reindustrializar los sectores tradicionales e impulsar los sectores y actividades emergentes

El conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, Rafa Climent, ha planteado a los miembros del Observatorio de la Industria, reunido este martes en València, la necesidad de planificar una Ley de la Industria. Un reglamento que otras autonomías, como el País Vasco, ya tienen, y que “sirve de paraguas, acciones prioritarias y hoja de ruta para el sector que más empleo estable general”.

Según Climent, “este Consell está apostando por la industria y por la reindustrialización con acciones muy concretas iniciadas al llegar al Gobierno, que buscan consolidar y hacer crecer el PIB industrial y el empleo de calidad”.

De hecho, la Conselleria de Economía está trabajando la ley de áreas empresariales (en trámite final en Les Corts), el mapa de aréas del Ivace, y se conceden ayudas a modernización de los polígonos de toda la Comunidad, (por un importe de 75 millones en 3 años), el fomento de la Industria 4.0, ayudas para innovación e institutos tecnológicos (38 millones en 2018).

“Hechos reales y ya asimilados por el sector que requiere, ahora, una reglamentación específica y que solucionaría muchos problemas y sería previsora de ??otros”, ha explicado el conseller. Climent se plantea empezar a trabajar esta idea para tramitarla en forma de ley en un futuro próximo.

PEIV

Uno de los asuntos tratados en el observatorio ha sido el Plan Estratégico de la Industria Valenciana, sobre el que se está trabajando de manera activa y con los diferentes sectores. Se ha marcado un calendario concreto:

– Primera semana de marzo: Una primera reunión informativa con todas las asociaciones y con los Institutos tecnológicos. Análisis del PEIV y propuestas antes del 30 de marzo.

– Durante el mes de abril: Se recopilará todas las propuestas y actualizarán los planes sectoriales y éstos se trabajaron en una comisión técnica formada por personal técnico de todas las consejerías implicadas y la DG de industria, con el objetivo de ver si las acciones que se proponen ya se están realizando, y poder poner en aquellas que se están realizando la línea concreta de presupuesto y su importe. Del mismo modo se tratarán las acciones transversales. Se remitirá a finales de abril en cada mesa sectorial para que actualizan y validan su plan sectorial.

– En mayo se realizarán las 16 reuniones sectoriales, con el objetivo de priorizar aquellas acciones que se quieran iniciar o reforzar cara al borrador de presupuesto de 2019. Estas propuestas de priorización se llevarán a un comité interdepartamental (formado por altos cargos de cada conselleria) y al observatorio de la industria para ver que compromisos pueden haber ya en 2019.

Acciones y presupuesto de 2018

Sin embargo, muchas de los pedidos e iniciativas industriales ya están en marcha y presupuestadas en el ejercicio actual de 2018. Sólo para reindustrialización de los sectores tradicionales e impulso de los sectores y actividades emergentes al 18 se invertirán 55,3 millones de euros. Se reparten de la siguiente manera:

-Primera fase implantación del Plan Estratégico de la industria valenciana (PEIV): 17,5 millones (calzado, mostrador, metal-mecánico, textil, juguete, mármol, madera, mueble, iluminación, químico, automoción y plástico.

-Plan de acción para promoción de la seguridad industrial: 0,4 millones

-Plan mejora polígonos industriales de comarcas valencianas: 23,4 millones

-Área industrial Almussafes (playa de vías): 2 millones

-Convenio FDI: 2 millones

-Convenio Ford España: 9 millones

-Finalización polígonos industriales: 1 millón.

-Plan Industria 4.0: 10 millones

Pero, además, en 2018, la dotación para la internacionalización es de 10,7 millones y, para innovación, 62,2 millones.