Valencia Basket consiguió una importantísima victoria en Cáceres ante un buen Nissan Al-Qázeres Extremadura en un partido que se decidió en la segunda parte, con un gran juego coral de las de Rubén Burgos. Tamara Abalde firmó su mejor partido como taronja en una victoria que da la clasificación matemática para el playoff a falta de 5 jornadas para terminar la fase regular. Las taronja siguen haciendo historia.

Y eso que el partido comenzó muy complicado, con una zona que se atragantaba y una Maize que hacía mucho daño en ataque. Pina y Meiya lo intentaban, pero las locales estaban muy acertadas con una buena dirección de Ocete, y se llevaban el primer parcial.

La aparición de Tamara Abalde no fue suficiente. Porque su ex compañera, Paola Ferrari, también apareció por las de casa. Varias buenas acciones consecutivas suyas, apoyada en la pintura por una gran Miriam Forasté, daban una ventaja de 6 puntos a las extremeñas, que duraría poco. La habitual salida con intensidad de Joy Adams, que anotaba desde el perímetro, secundó a la perfección a una Abalde que seguía dominando la zona, y le valió a las valencianas para recortar antes del descanso (40-39).

Y a partir de ahí llegó el vendaval. Valencia Basket con Abalde, Pina y Meiya a las que se unieron una Anna Gómez perfecta en la dirección y una Jori Davis acertada en el tiro, para seguir encontrando cada vez más recursos en ataque. Las faltas de Maize pasaron factura a las locales, que echaban en falta a Ginzo, y no encontraban respuesta a ese pase extra que siempre buscaban con acierto las taronja. Parcial de 9-25 en el tercer cuarto y la victoria parecía mucho más cerca.

En el último del partido, Forasté y Ramos elevaron el nivel para maquillar el marcador, que cerró Irene Garí con un triple en el último segundo, poniendo la guinda perfecta a un triunfo de Valencia Basket para el recuerdo.