Valencia Basket ha comenzado esta mañana con el primer entrenamiento tras el triunfo ante el Cafés Candelas Breogán a preparar el doble compromiso de esta semana que le llevará en primer lugar a visitar la pista del líder Barça Lassa (viernes 10, 21:30 horas, Palau Blaugrana, Movistar+) y posteriormente a recibir al Movistar Estudiantes en la Fonteta (jornada 32, domingo 12, 17:00h, Movistar+) antes de un parón de 9 días previo a su siguiente encuentro.

El equipo taronja certificó su presencia en el Playoff de la Liga Endesa por 13ª temporada consecutiva tras su victoria del sábado y los resultados de la jornada 30 certificaron que Valencia Basket en ningún caso caería por debajo de la quinta posición al final de la temporada regular. El siguiente objetivo es el de consolidar la cuarta posición que actualmente ocupa el equipo taronja, y que trae aparejada la condición de cabeza de serie y el factor cancha a favor en los cuartos de final en el Playoff.

Valencia Basket tiene actualmente una ventaja de dos victorias y el basket-average particular ganado con el quinto clasificado (Unicaja), pero también tiene un final de temporada muy complicado en el que se enfrenta a los tres primeros clasificados de la Liga Endesa (Kirolbet Baskonia en casa y en las pistas de Barça Lassa y Real Madrid) y ante un Movistar Estudiantes necesitado de triunfos para alejarse de la zona de descenso a la LEB Oro.

Opciones matemáticas para ser cabeza de serie

Para asegurar matemáticamente la condición de cabeza de serie, Valencia Basket necesita sumar dos triunfos en los cuatro partidos que quedan de Liga Regular o conseguir al menos un triunfo y que el Unicaja caiga derrotado en alguno de los partidos que le quedan.

En la jornada 31 llega la primera oportunidad para que se dé esa segunda circunstancia. Una victoria taronja en el Palau Blaugrana, unida a una derrota del Unicaja (que recibe en Málaga al Montakit Fuenlabrada) certificaría de manera matemática la condición de cabeza de serie para Valencia Basket con tres partidos todavía por jugar.

Mirar por encima de la cuarta posición aún es matemáticamente posible para Valencia Basket, aunque la ventaja que tiene el actual tercer clasificado (Kirolbet Baskonia, con un balance de 23-7) sobre el equipo taronja es muy significativa. Para tener opciones de superar al equipo vitoriano en la clasificación, Valencia Basket necesitaría sumar al menos dos victorias más que los alaveses en las tres próximas jornadas y ganarles en la última jornada en la Fonteta recuperando el basket-average particular (derrota por 77-56 en el partido de la primera vuelta en Vitoria).

Buscando cerrar una década casi perfecta

En el caso de que Valencia Basket consiga finalmente acabar la temporada regular de la Liga Endesa entre los cuatro primeros, sería la novena ocasión en las últimas diez temporadas en la que el equipo taronja consigue la condición de cabeza de serie para el Playoff de la competición nacional. Una cifra que le colocaría tan solo por detrás del Real Madrid (10 de 10 incluyendo la actual temporada) en el histórico entre 2010 y 2019. Y que le permitiría empatar con el Barça Lassa, que con la condición de cabeza de seria ya certificada matemáticamente para esta temporada, ha acabado entre los cuatro primeros en nueve de las últimas diez campañas.