Valencia Basket ganó su cuarto título de la 7DAYS EuroCup al imponerse en el tercer partido al ALBA Berlín por 89-63. El equipo taronja se rehizo de una mala salida de partido con una excelente defensa desde el minuto cinco y con un parcial a favor en el primer cuarto para igualarlo y se puso por delante con un 10-0 en el segundo acto. El Valencia Basket protegió su ventaja con otro buen ejercicio defensivo en el tercero e incluso la aumentó en el inicio del último acto para asegurar su cuarto título de la EuroCup, el segundo ante su público. Junto al esfuerzo colectivo en la defensa, Dubljevic (18 puntos), San Emeterio (18) y la primera parte de Matt Thomas (19) fueron decisivos en el triunfo.

Jaume Ponsarnau comenzó el partido con el quinteto formado por Sam Van Rossom, Guillem Vives, Fernando San Emeterio, Will Thomas y Mike Tobey. El encuentro comenzó con cuatro canastas y un triple del ALBA para un parcial de salida de 0-11 con un equipo taronja sin acierto en los primeros compases que rompió una bandeja de San Emeterio tras una estrategia de fondo. Dubljevic conseguía segundas opciones y anotaba tras rebote ofensivo pero Giedraitis respondía con un triple. San Emeterio desde el tiro libre y un triple desde la esquina de Matt Thomas redujeron la desventaja taronja y Diot desde la línea de personal puso el 10-14 a dos minutos del final del primer acto. Un gancho tras irse por línea de fondo de Dubljevic puso a dos al equipo taronja antes de un tapón de Diot a Siva que fue pitado como personal. El base del ALBA Berlín cortó el parcial en 11-3 pero Matt Thomas se fabricó la bandeja y Schneider metió desde la media distancia. Matt desde la esquina clavó el triple para dejar el marcador en 17-18 al final del primer cuarto.

Un triple de Dubljevic puso por encima al Valencia Basket y pese a la canasta de Thiemann, Diot encontró solo a Matt en la esquina para un nuevo triple y Labeyrie a Dubljevic para el mate. Una bandeja de Sastre prolongó el parcial mientras la defensa taronja sellaba su aro y un triple de Will Thomas ponía el 30-20 al paso por el minuto 15. Un triple de Siva dejó el parcial en 10-0 pero San Emeterio le replicó con otro y tras una buena defensa, el triple de Matt Thomas llevaba a Aíto a parar el partido con 36-23. Pero Diot robó la bola y el propio Matt metió la bandeja en transición. Y en la acción siguiente, nuevo robo de Antoine y bandeja fácil, ahora de Will (40-23 min.18). Un nuevo triple lejano de Siva y un mate tras robo de Giedraitis llevaban a Ponsarnau a pararlo con 40-28. El alero lituano metió otro triple tras el fallo taronja pero una buena jugada colectiva acabó con una bandeja con adicional de Will para mantener la renta por encima de la decena. Y tras la defensa, un triple de Dubljevic y una canasta con un paso cero sobre el límite de Clifford mandaban el partido al descanso con 46-33.

Clifford y San Emeterio intercambiaron canastas para empezar el cuarto y el alero cántabro asumió el protagonismo ofensivo en el inicio de la segunda mitad para proteger la renta local. Giedraitis metió el triple, Labeyrie se fabricó el gancho pese a la defensa de Sikma y tras el rebote ofensivo, Sastre clavó el triple para volver a poner el +17 y tras el robo de una defensa colectiva, una falta sobre la penetración de San Emeterio le dio dos tiros para poner el 56-38 al paso por el minuto 25. Siva cortó el parcial taronja con un tiro libre y Will Thomas se colgó en el primer ataque contra la zona planteada por el ALBA. El equipo alemán anotaba solo desde la línea de personal pero el triple de Doornekamp ponía por primera vez la veintena de ventaja y Tobey y el propio alero canadiense desde la personal pusieron el 63-41. Hermannsson metió el triple para dejar el marcador en 63-44 con diez minutos por jugar.

Pero Valencia Basket no quería sustos ni sorpresas, así que siguió defendiendo y encontrando la anotación suficiente con dos ganchos seguidos de Dubljevic para seguir protegiendo su ventaja mientras los minutos caían. Giedraitis metió un triple pero Sam encontró a Will para la canasta a aro pasado y San Emeterio metió el triple desde la esquina para el 72-49 a seis y medio del final. Thiemann anotó, pero Dubljevic sacó la canasta aunque falló el adicional. Rokas Giedratis siguió anotando desde fuera pero San Emeterio rompió a su par para el mate a una mano. El equipo alemán conseguía segundas opciones para entrar con 76-56 en los últimos cinco minutos pero San Emeterio seguía encendido, lo que unido a un triple de Matt Thomas y una canasta con adicional ponía el 84-56 con tres minutos por jugar y una Fonteta que lo celebraba a lo grande en la grada. Los últimos compases solo sirvieron para que el marcador final se quedase en 89-63.

Al final el delirio. Entrega de trofeo, medallas y MVP a Bill Thomas. La Fonteta rugiendo, cantando, colores, serpentinas, y caras de auténtico gozo. Felicidades Taronjas.