El entrenador ha explicado tras el pase a semifinales de la Copa del Rey que “hemos empezado el partido algún jugador no encontraba las sensaciones y el Barça lo ha aprovechado, pero poco a poco lo hemos ido consiguiendo, en ataque, tanto estático como en carrera y, sobre todo defendiendo bien. Encontrando muchas cosas, prueba de ello es que los tres primeros cuartos los hemos ganado. Esperábamos que el Barça aprovechara su físico y lo ha conseguido en el último cuarto. Parados no encontramos ventaja y eso les ha servido para acercarse en el marcador. Todas las líneas de tensión y trabajo hemos competido bien”.

Ponsarnau aseguraba que “lo que nos ha venido mejor es tener la confianza de que en los anteriores partidos perdimos, pero sin estar equivocados en la forma de jugarlos. Creíamos en lo que habíamos hecho y se trataba de mejorar los detalles y, en esencia, lo hemos conseguido. La esencia del juego lo hemos conseguido”.

Jaume Ponsarnau había analizado así el partido en la previa

El entrenador destacaba en la previa que “jugamos contra un rival muy conocido, contra el que hemos jugado cuatro partidos muy disputados esta temporada. En 160 minutos nos han sacado una renta de 16 puntos y vamos a intentar que en estos cuarenta el balance sea positivo para nosotros.

Estamos satisfechos de cómo hemos querido jugar contra ellos en los otros partidos, pero ha habido momentos en los que hemos perdido la consistencia y a partir de ahí encontraron la forma de acabar ganando los partidos, incluso alguno de ellos que tenían muy difíciles.

Tienes que tener propuestas defensivas en las que tengas que cambiar durante el partido pero sin dejar de ser nosotros, es muy importante desarrollar nuestras virtudes en ataque, pero también en defensa.

Ellos tienen la obligación de ganar tres partidos. Nosotros vamos a jugar contra el Barça y ver a dónde nos lleva.

Estamos muy ilusionados, la Copa siempre ilusiona, pero creo que las ganas de superarnos competitivamente son todavía más ilusionantes que la propia Copa. Tenemos la sensación de saber jugarle al próximo rival y saber lo que tenemos que mejorar”.