El equipo mejoró en 2019 sus números en casa respecto al 2018 en LaLiga y arranca 2020 con dos victorias y el reto de seguir superándose para lograr los objetivos

El camino hacia el éxito pasa por Mestalla.

El Valencia CF ha convertido su estadio en una de las mejores fortalezas de LaLiga.

Nadie ha sido capaz de ganar en el feudo valencianista en lo que va de competición (algo que, además de los de Albert Celades, solo han logrado hasta la fecha Barça y Real Madrid) y eso no es casualidad.

La energía que se vive durante cada partido y la conexión que hay entre el equipo y la grada son fundamentales.

Equipos como el Barça, LOSC Lille, Chelsea FC, Real Madrid, Sevilla FC o Villarreal CF lo han sufrido en sus carnes durante los últimos meses y es que, en Mestalla, la afición también juega para impulsar al equipo incluso en los momentos de mayor dificultad.

Cuando Mestalla empuja, nada es imposible.

En las dos temporadas anteriores los puntos sumados en Mestalla fueron determinantes para alcanzar la cuarta posición al final de la temporada.

En todo el año 2019 el Valencia CF únicamente perdió un partido en casa y fue capaz de lograr 9 victorias en 19 partidos de LaLiga, mejorando así los números del 2018: 4 derrotas y 9 victorias en 20 partidos de LaLiga.

La meta siempre debe ser superarse. El equipo siente el calor de la afición y así lo decía Maxi Gómez nada más acabar el encuentro: “Agradezco mucho a la afición el apoyo.

Es el jugador número 12 y deseo que sigan viniendo, apoyando y, cómo no, disfrutando”.

Mestalla comienza el 2020 a lo grande, sumando dos victorias en los dos primeros partidos.

Es un buen punto de partida.

El trabajo del equipo en casa está siendo muy positivo.

En lo que va de 2020 el Valencia CF ha conseguido ganar de momento los dos partidos que lleva jugados en Mestalla (ante la SD Eibar y el FC Barcelona) y sigue afianzando la tendencia que ha venido consolidando desde un tiempo a esta parte de exigir al máximo a los rivales para sacar algo positivo de su feudo.

El estadio valencianista, que presentaba una entrada superior a los 45.000 espectadores este sábado en la victoria frente al conjunto azulgrana, ha recuperado capacidad de intimidación reforzando su comunión con el equipo.

Para cumplir los objetivos hay que seguir haciéndose fuertes en casa y el equipo que dirige Albert Celades, en este sentido, ha encontrado un camino: Mestalla.

Con seis victorias y cinco empates, el Valencia CF ha conseguido establecer su mejor arranque en LaLiga sin perder en casa desde hace 38 años.

Desde la temporada 81.82, cuando se sumaron quince jornadas sin conocer la derrota con catorce victorias y un empate, el Valencia CF no protagonizado un arranque invicto tan fuerte en LaLiga.