Marcelino destacaba en la sala de prensa de Mestalla, tras la valiosa victoria del Valencia CF ante el Athletic Club por 2-0, que “el equipo no ha hecho nada diferente a partidos que empatamos en jornadas atrás. Sin embargo, hoy hemos tenido efectividad, marcamos dos extraordinarios goles y eso confirma que estamos muy bien, pero creo que el día de la Real Sociedad y Espanyol hicimos también los mismos méritos para haber ganado y empatamos. Lo más importante es que rompimos la racha de tantos empates en Liga y que aprovechamos la inercia de la Copa. Creo que hemos superado al rival con claridad”.

El rival también juega

Cuando tienes una ventaja mínima en el marcador, en cualquier momento, puede suceder un empate. El rival acumuló mucha gente arriba y eso siempre generaba incertidumbre. Otra vez el equipo apenas concedió nada y nos da la seguridad para sumar de tres en tres. En cuanto a Roncaglia sólo puedo decir que se ha adaptado muy rápido, estamos muy contentos con él. Tenemos que dosificar los esfuerzos y Carlos Soler es un jugador muy importante. Todos pueden tener altibajos y, si no ha jugado hoy, jugará en próximos. Ahora tenemos un nivel físico, futbolístico y mental muy alto. Kondogbia es un jugador muy importante que había tenido poca continuidad por las lesiones. Esperemos que sea el futbolista que es y que seguro va a demostrar porque su actitud es inmejorable.

Una Liga igualada al máximo

La lectura que hago es que la Liga es muy complicada y muy difícil ganar cada partido, incluso para los grandes. Hay pocas goleadas y victorias considerables. Todo está muy ajustado, empates más que nunca, triunfos por 1-0, 2-1. Creo que va a seguir esto hasta el final. Los pequeños detalles definen los partidos. Hace nada el Huesca descendía seguro y ahora está ahí. Tenemos que fijar la atención en el próximo partido. Va a ser muy difícil ganar al Girona, respetar al rival, porque la realidad es así. Tampoco hay que hacer cábalas. Cuando falten cuatro o cinco partidos veremos si somos capaces de luchar por algo bueno. Ahora a pensar en el FC Krasnodar y luego en el Girona. Llevamos 42 partidos de competición en marzo y el año pasado jugamos 46. Tenemos que apoyarnos y que la gente nos dé su aliento. Los jugadores están haciendo un esfuerzo enorme, estoy orgullosos de ellos. Somos de los mejores equipos de la competición, no refrendado a veces por los resultados.