Rubén Burgos: «Somos autoexigentes, pero es para estar orgullosos»

Rubén Burgos ha comentado tras el triunfo en Namur que «es un partido que sabíamos que iba a ser duro aunque ellas no se jugaban nada en esta cancha tanto Olympiacos como Cegled han sufrido.

Nos ha costado, no sabíamos cuántos minutos nos iba a costar sacarlo adelante. Nos ha costado hasta prácticamente el final del último cuarto.

Creo que hemos estado serias en defensa. Falta de acierto al principio y un poco de confusión en los espacios ofensivos y creo que eso nos ha hecho perder energía en defensa.

Cuando el equipo ha apretado, ha subido las líneas y controlado un poco mejor el rebote hemos sido más nosotras mismas pudiendo correr y anotar. Creo que es importante recuperarnos físicamente para el siguiente partido.

Somos autoexigentes, pero somos un debutante y ahora mismo somos uno de los tres invictos, segundos o terceros en el ranking y es para estar orgullosos.»

Por su parte, María Pina, una de las jugadoras más destacadas del partido opina que «creo que nos ha sorprendido un poco la intensidad física y el ritmo de Namur.

Nos ha costado entrar en partido pero hemos hecho un grandísimo esfuerzo, hemos rotado, todas las jugadoras han tenido su momento y poco a poco eso hecho que el rival tuviera menos acierto.

Ellas han empezado muy acertadas. Al final hemos tenido la opción de con buenos ataques ponernos por delante y al final ese esfuerzo. Ha sido físicamente un partido muy duro».

Rubén Burgos ante el Namur
Rubén Burgos ante el Namur

Ponsarnau: “En un partido a ver quién mete más ellos son mejores, no era nuestro plan de partido»

El entrenador taronja comentó tras el partido que “sabemos que era un partido que debíamos plantear a largo plazo, buscando momentos buenos. Hemos empezado clarividentes y acertados, y ellos también.

No acabábamos de encontrar el punto defensivo. Nos han hecho mucho daño con los triples, sus bases encontraban esos pases, hemos ido cambiando para estar un poco más acertados, pero ellos con esos triples y, además,  han encontrado a sus pívot. Al final nos ha faltado agresividad sobre el base para controlar su juego.

Ahí son muy buenos, y la estadística con las 22 asistencias de sus bases son claras. A nuestra manera lo hemos intentado, sumando el máximo de jugadores pero al final su eficacia y su capacidad competitiva nos ha dominado.

Satisfechos del rebote y satisfechos de un buen nivel de ataque, pero lamentarnos de nuestro rival defensivo, que no ha sido para competir contra un equipo como el Real Madrid”.

Preguntado por el tipo de partido, “la impotencia se ha diluido un poco porque el ataque estábamos funcionando, pero estaba claro que el partido de ver quien mete más ellos son mejores. No crea impotencia, crea retos.

Necesitábamos encontrarnos un peor Madrid, peor no, no era ese nuestro plan de partido”.

Sobre el grado de satisfacción, “debemos tener puntos de insatisfacción, no estamos a nuestro mejor nivel, y se ha visto que en defensa debemos estar mejor, aunque en ataque vayamos encontrado más gente, y esto es bueno y queremos mantener esa línea, pero la defensa se tiene que mejorar”.