Juan Antonio Pizzi, a la calle

El Valencia anunció la salida de Juan Antonio Pizzi a través de un comunicado oficial emitido en la tarde de este miércoles. Una marcha que anunció ayer el propio Amadeo Salvo a los patronos de la Fundación VCF, tal y como explicó este periódico.

“Ante la dilatación del proceso de venta del Valencia CF, por motivos ajenos a la gestión del Club, y con el fin de poder dotar de estabilidad al futuro proyecto deportivo, el Consejo de Administración del Valencia CF, analizadas todas las posibilidades en este complejo y crucial momento accionarial, ha tomado la decisión de prescindir de los servicios de Juan Antonio Pizzi como entrenador”, explica el comunicado.

“El Valencia Club de Fútbol le desea la mejor de las suertes a Pizzi y a su cuerpo técnico, que han desarrollado con profesionalidad e implicación su trabajo en la entidad”, concluye.

PIZZI, MUY ENFADADO CON EL TRATO DESALVO Y RUFETE

El Valencia deberá abonar una indemnización en torno a un millón y medio de euros al preparador de Santa Fe y a todo su cuerpo técnico, formado por el segundo técnico Manuel Suárez, el ayudante Rolando ‘Roly’ Carlen y el preparador físico Alejandro Richino.

Pizzi se marcha con un buen recuerdo del club y de los aficionados, pero con un enfado considerable con presidente y manager general. Ambos le prometieron hasta en dos ocasiones, en el mes de mayo, que él sería el encargado de entrenar al equipo la temporda 2014-2015. El pasado 13 de junio Salvo le comunicó en persona que, si entraba Lim al club, su salida sería un hecho.

Finalmente, no ha hecho ni siquiera falta que el singapurés haya concretado su oferta de compra para prescindir de sus servicios. Nuno Espírito Santo espera en la rampa de salida.

Foto: Lázaro de la Peña / VCF