El proyecto femenino del Valencia Basket, sigue dando pasos. En tan solo 2 años, el equipo taronja ha conseguido el ascenso a Liga Dia y no solo se ha consolidado en la máxima categoría nacional, como estipulaba la hora de ruta del club, sino que ha superado todas las expectativas logrando la clasificación europea ya en su primera temporada a través del esfuerzo que jugadoras y cuerpo técnico han exhibido durante toda la temporada. Tras finalizar la misma, el equipo ya ha comenzado a confeccionar la plantilla de la próxima, y ahora apuesta por la continuidad de una jugadora que ha tenido un papel importantísimo esta temporada: Joy Adams.

La alero americana tuvo una excelente experiencia en su etapa universitaria. Fue una de las jugadoras más destacadas de Iona College (donde coincidió con Marina Lizarazu) y tras finalizar su etapa, decidió probar suerte en el baloncesto español.

Llegaría a nuestras competiciones de la mano de Universidad de Oviedo en Liga Femenina 2. Allí destacó especialmente, con unos números de 21.7 puntos y 12.5 rebotes por partido, con una valoración de 27.7 por encuentro. Esos registros le valieron para ser proclamada MVP de la competición.

Tras su primera temporada, aceptó la propuesta de Nissan Al-Qázeres para disputar la Liga Dia y el salto no le vino grande. Sus buenos números en Extremadura le valieron para ser la séptima jugadora más valorada de la liga regular. Este año con Valencia Basket, ha promediado 6,9 puntos y 9,3 de valoración en 26 partidos el liga regular, mejorando incluso su anotación en playoff, y disputando casi 20 minutos por partido.

“La próxima temporada vuelvo a Valencia y no puedo esperar a crear nuevos recuerdos con los aficionados de Valencia Basket” decía la protagonista. Con la continuidad de Joy Adams, Valencia Basket da un paso más en la confección de su proyecto para la próxima temporada. Un proyecto que ya cuenta con María Pina, Anna Gómez, Irene Garí, Meiya Tirera, Tamara Abalde, Marina Lizarazu, Rebeca Cotano y la recién incorporada Raquel Carrera.