Jaume Domènech transmite el valor del brazalete a algunos capitanes valencianos de la Academia del Valencia CF

Jaume Domènech es sinónimo de orgullo, fidelidad, identidad y sentimiento valencianista.

El guardameta del Valencia CF sabe dónde está y sabe lo que representa cada vez que se ajusta el brazalete de capitán.

La pasada temporada escribió su nombre en la historia del club, un relato centenario plagado de éxitos al que entra de lleno con paradas que valieron para conquistar un título once años después.

“Para mí es un orgullo formar parte de la historia del Valencia CF, del equipo que he sido toda la vida desde pequeño”, asegura el ‘1’ a VCF MEDIA, “es un sueño hecho realidad ser capitán y representar a todos los valencianos.

Me llena de felicidad y voy a luchar para que dure muchos años”.

En una fecha tan señalada como el 9 d’Octubre, el portero de Almenara se ha unido en las Torres de Serranos, un escenario icónico de la ciudad de Valencia y cargado de significado, a cuatro jóvenes capitanes valencianos de la Academia VCF.

Marc Ferris del VCF Mestalla, Rubén Iranzo del Juvenil B, Martín Tejón del Cadete A y Eloy Fernández del Infantil A, que cada uno en su categoría y equipo lucen el brazalete con el máximo respeto y responsabilidad.

Todos ellos comparten el mismo sueño que atacó en su momento Jaume Domènech, jugar algún día en el primer equipo y entrar en la historia del club.

El guardameta, en una fecha tan arraigada en sus corazones como el 9 d’Octubre, ha sido el encargado de ponerles el brazalete de capitán a cada uno de ellos, toda una inyección de moral.

Para Marc Ferris, que ha pasado 11 de sus 22 años en la Academia VCF, “es un sueño desde pequeño hecho realidad, defender nuestro escudo y nuestro brazalete ante nuestra gente es un privilegio”.

Rubén Iranzo lleva 9 de sus 16 años en la cantera y recalca que es “una gran satisfacción porque desde pequeño he aprendido la responsabilidad que tiene este cargo y el privilegio que supone”.

Martín Tejón, por su parte, tiene 15 años, ocho de ellos en la Academia VCF, y destaca que es “un honor representar este escudo”, mientras que Eloy Fernández, de 13 años, lleva 7 como valencianista y considera “una alegría” portar el brazalete porque “es el escudo que me han inculcado desde pequeño.

Para mí es un honor y una responsabilidad porque tengo que aconsejar a mis compañeros”. En nombre del Valencia CF te desean un Feliç 9 d’Octubre.