La selección española vence a Turquía por un contundente 74-58

Darío Brizuela mantiene su nivel de acierto ante la canasta rival, con 16 puntos

La selección española de baloncesto cierra la fase de clasificación para el Mundial de China con una clara victoria ante Turquía, 74-58, en partido disputado en el Pabellón Santiago Martín de La Laguna (Tenerife).

Los pupilos de Sergio Scariolo volvieron a contar con el acierto anotador del colegial Darío Brizuela, autor de 16 puntos, al que secundaron Edgar Vicedo (13) y Sebas Saiz (10), con mejores estadísticas de valoración pese a encestar menos, 15 y 14 respectivamente.

España, que en el partido previo había dado cuenta de Letonia a domicilio, se venga así de la derrota sufrida en tierras turcas y que retrasó un tanto el billete mundialista a China.

La jornada festiva dejó, además, el debut con la camiseta española de los aleros Albert Ventura (Divina Seguros Joventut) y Pere Tomàs (Baxi Manresa), que elevaron a 29 el número de jugadores utilizados por el preparador italiano durante la fase de clasificación, informa Europa Press.

Tras un intercambio de canastas en los primeros minutos, pronto el combinado local se hizo con el peso del encuentro, manejando pequeñas rentas que se convirtieron en un +9 al término del primer cuarto.

Brizuela y Alberto Abalde (10 puntos) reflejaron el arrojo de una España que sólo tuvo que lamentar en ese tiempo la retirada de Rodrigo San Miguel por un golpe en el hombro.

El combinado otomano reaccionó en un segundo parcial en el que mejoró sus prestaciones defensivas y elevó sus líneas; así, logró acercarse aprovechando algunas pérdidas de balón rivales, y la presión todo el campo dificultó la fluidez del juego de España, algo precipitada.

Aun así, los de Scariolo se marcharon camino de vestuarios con 11 puntos de ventaja después de que Pere Tomàs, que debutaba este lunes, cerrase el segundo cuarto con un lanzamiento forzado que entró sobre la bocina.

Poco cambiaron las cosas tras el descanso, a pesar de los tres primeros ataques frustrados por imprecisiones del cuadro español.

Poco a poco, fue afianzando su superioridad y secó a Turquía en el tercer cuarto, a la que sólo dejó sumar seis puntos, provocando el enfado del seleccionador Ufuk Sarica.

El partido quedó roto por completo y los locales llegaron a contar con hasta 19 unidades de renta, que fueron aplacadas en parte por los turcos, que consiguieron el premio de consolación de llevarse el último cuarto y terminar a 16 puntos de los de Scariolo.

Con ello, España completa una fase de clasificación sobresaliente sin los jugadores de la Euroliga y la NBA, como primera del Grupo I con un balance de 10-2.

Así, acudirá al Mundial junto a los turcos y a Montenegro, que este lunes obtuvo la última plaza de acceso a la cita del grupo a pesar de caer ante Letonia (74-80), que necesitaba un +9.