El equipo femenino del Valencia Basket junto con el entrenador Rubén Burgos, el presidente Vicente Solá, el Consejero Delegado Paco Raga y Víctor Luengo ha visitado esta mañana, como es tradicional cada año en estas fechas, a los niños y niñas ingresados en las secciones infantiles de los hospitales IMED y el Hospital Militar de Mislata.

A las doce y media de la mañana, las jugadoras del equipo femenino y directivos han llegado al hospital y han pasado por las habitaciones de los niños para entregarles los regalos y juguetes dentro de la campaña ‘Un Juguete, una Sonrisa’ que por octava temporada consecutiva ha sido posible gracias a la inestimable colaboración de Falomir Juegos.

Las muestras de cariño, ilusión y alegría de los niños y niñas hospitalizados no se han hecho esperar a la llegada de las jugadoras a sus habitaciones. Los componentes de la plantilla taronja se han fotografiado con los pequeños y sus padres, y no han parado de entregar tarjetas autografiadas con sus imágenes en una de las citas ineludibles para Valencia Basket en estas fechas.

Rubén Burgos, ha destacado al finalizar que: “Para nosotros es una oportunidad excelente de compartir con los chavales momentos de ilusión, y si con esto ponemos un granito de arena en su recuperación, estamos encantados. Aunque estoy seguro que nos aporta más a nosotros, por ver el esfuerzo de los niños y de los padres en recuperarse, y más en estas fechas” decía. Marina Lizarazu, también reflejaba sus sensaciones. “Siempre es bonito ayudar a las familias, regalarles algo que les haga ilusión y que les motive a seguir adelante” explicaba.