El entrenador del Valencia CF -Celades- reconoce la importancia que tendría lograr el tercer triunfo consecutivo, aunque el Granada CF no lo pondrá fácil

En la previa del partido ante el Granada CF, Albert Celades ha atendido a los medios de comunicación en el Media Center de la Ciutat Esportiva de Paterna.

El equipo llega tras lograr dos victorias consecutivas, ¿el objetivo es conseguir la tercera y escalar puestos en la clasificación?

Ojalá, esas dos victorias y los buenos ratos de juego que hemos tenido hasta ahora nos gustarían darles más continuidad a lo bueno que estamos haciendo. Por ejemplo, la segunda parte que jugamos ante el LOSC Lille.

¿Qué importancia va a tener el ambiente después de lo que se vio ante el LOSC Lille?

El del otro día es un ejemplo de lo que nos gustaría y lo importante que es la afición para nosotros. Cuando la afición empuja y está con el equipo todo es más sencillo y más difícil para el rival.

Cuando vamos todos juntos de la mano es más sencillo conseguir los objetivos. Estamos muy agradecidos por la ayuda que nos dan y ojalá volvamos a vivir un buen ambiente, ganar es muy importante para irnos al parón con una buena situación.

¿Qué opinión tiene del Granada CF, un rival que está sorprendiendo en LaLiga?

Es un rival muy bueno, un equipo recién ascendido que lo está haciendo muy bien, y que de haber ganado el último partido se hubiera puesto líder después de 12 jornadas.

Es un equipo muy organizado en defensa, que juega bien al fútbol, muy atrevido en ataque, tiene una alta media de goles fuera de casa, sin duda, es un equipo que nos presentará muchas dificultades.

Al entrenador le conozco desde su etapa en el filial del Sevilla CF, es muy bueno, tiene muy buenos jugadores, en la parte ofensiva mucho talento y velocidad, y nos van a poner en dificultades. Llevan un inicio muy bueno.

Ha vuelto a ser convocado con la sub’21 Ferran Torres, ¿cómo valora el trabajo de Ferran?

Está yendo con normalidad, creo que Ferran, igual que Kang In, son dos chicos muy jóvenes y lo mejor es dejarles tranquilos y que evolucionen con normalidad.

Hay gente con muchas ganas de verlos, son dos jugadores de talento y jóvenes, con un gran futuro, pero de la mejor manera de que ese futuro llegue es no presionarles en exceso. Hay que mantener esa regularidad y es un proceso, pero estamos contentos con los dos.